Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ALMUERZO CON... ERNESTO SAMPER y CARLOS MESA

- "En Twitter te insultan en tu casa" - "El 'blog' ya es historia"

Llegan a la cita paseando desde el hotel, disfrutando del invierno primaveral de Alicante. Ernesto Samper (Bogotá, 1950) acaba de estrenarse en Twitter: "Es maravilloso, dejas entrar a tu casa a gente para que te insulte". Carlos Mesa (La Paz, 1953) mantiene activos dos blogs, uno de política y otro sobre fútbol boliviano. "Yo pensaba que era un avanzado, y el blog ya es historia". Los expresidentes de Colombia y Bolivia participan, junto al de Ecuador, Rodrigo Borja, en un ciclo de Caja Mediterráneo sobre Pobreza, justicia social y gobernabilidad en América Latina.

Mesa no toma trago y pide un refresco, y Samper se inclina por la cerveza porque los zumos son "los tragos más aburridos". A Samper, presidente de 1994 a 1998, le llaman el político "más aplomado", porque sufrió un atentado en 1989 en el que recibió 13 impactos de bala. Mesa, que presidió Bolivia entre 2003 y 2005, no oculta su condición y dotes de periodista.

Los expresidentes de Colombia y Bolivia se adaptan a las redes sociales

Los dos coinciden en que los grandes retos de Latinoamérica son "las desigualdades sociales, la integración y la gobernabilidad", y debaten sobre los papeles de Wikileaks. "Un ejercicio de transparencia que pone en cuestión la seguridad y los mecanismos de los Estados", apunta Mesa. "Y refleja que los embajadores son unos bocazas", ironiza Samper.

Con las entradas, ensalada de bogavante y alcachofas, la conversación gira hacia la guerrilla. "Los astros se han aliado para acabar con el conflicto", augura Samper, que alaba la actitud de Uribe, Santos y de las FARC. Para ambos contertulios el problema es el narcotráfico, porque supone ingresos económicos; "la guerrilla se financia con los secuestros", recuerda Mesa. La estrategia debe ser "ofrecer poco, pero valioso", recomienda Samper: "Abandonar los secuestros, que no se reclute a menores y seguridad en las escuelas y hospitales", y que el Gobierno "garantice" los derechos humanos. "Es evidente que la política contra el narcotráfico ha sido un error", afirma el expresidente boliviano, quien insta a "barajar todas las hipótesis". Y cuestiona: "¿Qué pasaría con los narcos si EE UU legaliza las drogas?". Samper anima a debatir a fondo el tema. "Hay que legalizarlas, pero con argumentos, y despenalizarlas". Y Mesa aboga por "hacer con las drogas como con el tabaco". Es decir, que el Estado acote los usos hasta que el consumidor "se sienta acorralado y se dé cuenta de que no vale seguir". Pero el tema es complejo, ahora se han invertido los términos: los países consumidores producen (el 60% de la marihuana del mundo se cultiva en EE UU) y los productores son los que más gastan (Brasil es el segundo consumidor de cocaína).

Falta la corrupción. "La sociedad la critica, pero harían lo mismo, por eso hay que ser más indulgentes", afirma Mesa. El expresidente colombiano recuerda que a medida que aumentó la represión contra el narcotráfico hubo más corrupción, y surge el nombre de Berlusconi, "que es como Al Capone, al que no pillaron por lo gordo, sino por la anécdota", recuerda Samper. A los postres y el café evocan los personajes que les impactaron: Fidel Castro, Mitterrand y Felipe González.

One One. Alicante

- Alcachofas: 7,5 euros. - Ensalada de bogavante: 21.

- Dos confit de pato: 22.

- Carré de ternera: 15.

- Sorbete Shic-poh y tartaleta de manzana: 8.

- Refrescos y cervezas: 9.

Total: 82,5 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de febrero de 2011

Más información