Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP prescinde del alcalde que echó a Correa de su despacho

El Partido Popular ha decidido que es el momento para que Bonifacio de Santiago, alcalde de Las Rozas desde hace 15 años y el hombre que expulsó de su despacho a Francisco Correa, cabecilla de la trama Gürtel, por ofrecerle 350 millones de pesetas a cambio de un contrato, deje su cargo y "dé paso a una cara nueva". "Hay que aprovechar las expectativas electorales de este momento para meter a un candidato nuevo y que se consolide allí", explican fuentes del PP. El nombre que se baraja es el del exalcalde de Guadarrama, José Ignacio Fernández Rubio.

Francisco Granados, secretario general del PP de Madrid, se reunió el pasado lunes con el veterano regidor y le transmitió la idea del partido. Sin embargo, su relevo aún no es definitivo. "Este tipo de cosas debe decidirlas el comité electoral y tienen su proceso, aunque la idea de la dirección del partido es la de que no repita", explican desde la formación conservadora.

"La decisión de relevar a De Santiago no tiene nada que ver con las salidas de otros candidatos de la zona noroeste, que sí están relacionadas con el tema Gürtel", aseguran. El edil roceño explicó en una charla con los internautas en el EL PAIS.com que Francisco Correa le había intentado sobornar en su despacho ofreciéndole dinero a cambio de amañar un contrato para la recogida de basuras. El regidor se ratificó el pasado mes de noviembre ante el juez Antonio Pedreira, instructor del caso Gürtel.

De Santiago no quiso ayer hacer declaraciones y se limitó a decir que a él nadie le había comunicado nada oficialmente. Pero una nota de "fuentes del Ayuntamiento de Las Rozas" califica la información, desvelada por la cadena SER, como "rumores". "El alcalde manifiesta que tiene fuerzas e ilusión para afrontar este o cualquier otro cometido al servicio de la sociedad, siempre que cuente con el apoyo del partido y de los ciudadanos", prosigue el texto, que recuerda la disciplina de De Santiago ante las decisiones del partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de febrero de 2011