Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La academia de bomberos carece de plan de emergencia

La academia donde se forman los policías y bomberos catalanes no tiene plan de emergencias. Tampoco hace una evaluación de los riesgos laborales ni ha definido los equipos de intervención. La Sindicatura de Cuentas de la Generalitat ha puesto de manifiesto estas contradicciones y ha destapado diversas anomalías contables en la gestión del Instituto de Seguridad Pública de Cataluña, antes conocido simplemente como escuela de policía de Mollet del Vallès.

El informe fiscaliza la actividad del instituto en 2009. La ausencia de plan de emergencias sería menos relevante en otra clase de instalación, pero no lo es en el lugar donde se prepara a los miembros de los servicios de seguridad públicos, incluidos bomberos, personal de emergencias y de protección civil. En Mollet se imparten cada año cientos de cursos, algunos sobre autoprotección en la empresa: equipos de primera intervención y riesgos laborales. La sindicatura señala, en ese sentido, que la evaluación de riesgos fue aprobada hace una década y que la última vez que se revisó el plan de autoprotección fue en 2004. Fuentes del Departamento de Interior admitieron la anomalía y aseguraron que, en los próximos meses, una de las prioridades será impulsar el plan de emergencias.

Las cuentas del instituto reflejan "razonablemente bien" su situación económica. Pero hay algunas irregularidades. En las contrataciones de personal docente, el 68% de las horas "no se corresponden con las que han de realizar los trabajadores". En 2009 "no existía un control suficiente" de la incompatibilidad del personal funcionario en cuanto al número de horas de docencia. El funcionario solo tenía que rellenar un impreso en el que aseguraba que no estaba sujeto a la incompatibilidad. También remarca el excesivo coste de un curso de comisario e intendente, que costó 124.761 euros. El importe es "significativamente elevado" en relación con la formación impartida y con el coste de otras escuelas de negocio y universidades existentes en el mercado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de febrero de 2011