La familia, en el Gobierno

El ejecutivo de Artur Mas ha nombrado al hermano de Felip Puig y a tres esposas de otros dirigentes de CiU para varios cargos de responsabilidad

Apenas 50 días ha tardado el Gobierno de Convergència i Unió en tropezar con una piedra bien conocida por el tripartito y que tantos quebraderos de cabeza dio a Josep Lluís Carod Rovira, Joaquim Nadal o al mismo Pasqual Maragall. El ejecutivo de CiU tampoco ha sabido -o querido- resistirse a poner al frente de importantes cargos a familiares y allegados de dirigentes del Gobierno y de Convergència i Unió. El caso más sonado se oficializó ayer con el nombramiento por parte del Gobierno de Oriol Puig al mando del Servicio de Meteorología de Cataluña. Oriol es hermano de Felip Puig, consejero de Interior, y ambos tendrán que entenderse en uno de los asuntos que más polvareda ha levantado en estos meses: la flexibilización de los límites de velocidad en los accesos a Barcelona en función de las condiciones meteorológicas. Tras un persistente anticiclón que obligó al Gobierno a posponer la entrada en vigor de su tan publicitada promesa electoral, Puig tendrá a alguien de máxima confianza para predecir el próximo episodio de estancamiento atmosférico y regular en función de ello la velocidad de los coches.

Más información

El Gobierno catalán justificó ayer como pudo el nombramiento tras haber criticado sin piedad al tripartito por la "colocación" y el "enchufe" de hermanos y parientes varios. El portavoz del Gobierno, Francesc Homs, esgrimió la amplia experiencia profesional de Oriol Puig -físico de formación- para justificar su nombramiento. "Hemos querido situar a las mejores personas para cada cargo", aseguró.

Homs tuvo que hacer más de una pirueta para justificar que en este gobierno "de los mejores" siga figurando Apel·les Carod Rovira, hermano del ex vicepresidente, como delegado de la Generalitat en París. ¿Es que Apel·les Carod es ahora "uno de los mejores"? No, se apresuró a responder Homs. Simplemente no ha habido tiempo de buscarle sustituto, agregó.

Pese a la polvareda que levantó el nombramiento del nuevo director del Servicio de Meteorología de Cataluña, el Gobierno mantuvo que en nada ha cambiado su estrategia. Con todo, la hemeroteca es cruel y no es difícil hallar lo que decía Convergència cuando, desde la oposición, el tripartito situaba en altos cargos a los hermanos de Carod o Pasqual Maragall.

2Y es que el mismo Felip Puig, que ayer defendió a capa y espada el nombramiento de su hermano, aseguraba en sede parlamentaria en 2004 que lo del tripartito con los hermanos de Carod, Nadal y Maragall era un auténtico "despropósito". "¿Cómo puede ser que las tres personas de más calado político del Gobierno, que se han pasado 20 años preparándose para gobernar, no encuentren a más personas de confianza que a sus hermanos?", decía entonces un enojado Felip Puig.

Las contradicciones de CiU fueron objeto de muchos comentarios por parte de la oposición. "Habrá que valorarlo por su trabajo, no por su familia", dijo Jordi Miralles, de ICV-EUiA dejando claro que CiU no hizo lo mismo con el tripartito. De igual forma se pronunciaron ERC y PSC.

En medios del Gobierno se prefirió destacar el elevado perfil científico del nuevo director del servicio meteorológico. En el currículum que ayer se repartió a la prensa se destaca el hecho de que Puig hubiese ocupado ya el mismo cargo en el anterior gobierno de CiU, así como su máster en contaminación atmosférica. El currículum oficial no incluye, en cambio, su experiencia en la empresa privada, muy cultivada durante los años del tripartito. Según el registro mercantil Oriol Puig posee intereses en media docena de empresas, básicamente del sector inmobiliario, la más destacada de las cuales es Capsigrany Investments SL. En el registro figuran también dos órdenes de embargo del Instituto Municipal de Hacienda de Barcelona por varias multas impagadas. Las órdenes son de 2010.

Pero el de Oriol Puig no es el único alto cargo del departamento de Territorio y Sostenibilidad vinculado a otros dirigentes de CiU. El consejero Recoder ha colocado en cargos de responsabilidad a tres familiares de dirigentes de CiU. Se trata de Assumpta Farran, directora general de Calidad Ambiental y esposa del diputado Pere Macias. Meritxell Lluís, asesora en materia de relaciones con las entidades locales, es esposa del diputado Josep Rull. También ha sido nombrada recientemente directora de comunicación del Puerto de Barcelona, Núria Burguera, esposa del presidente de Ferrocarriles de la Generalitat, Enric Ticó. Fuentes del departamento de Recoder insistieron en que todos los nombramientos se han hecho en función de la "capacidad" y "trayectoria" de las elegidas.

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción