Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ANDALUCÍA SE LANZA A LA ESCUELA 2.0 | ORDENADORES A VARIAS VELOCIDADES

300.000 portátiles y 9.551 aulas electrónicas

Los profesores, también con ordenador

Zapatero anunció en 2009 su intención de que todos los escolares tuvieran un portátil. La medida requería de la voluntad política de las comunidades autónomas, que tienen las competencias educativas. Casi dos años después, el resultado es dispar. Madrid (PP) dio la espalda a la propuesta y creó su propio modelo. Andalucía (PSOE) la ha seguido a rajatabla

Cada lunes cerca de 300.000 ordenadores portátiles y 9.551 pizarras electrónicas se encienden casi a la vez en las aulas andaluzas. Más de 270.000 alumnos de los centros públicos y concertados disponen ya de los microportátiles, que la Junta de Andalucía ha entregado de forma gratuita. Además, alrededor de 30.000 docentes también tienen su pequeña computadora. Casi un tercio de los alumnos de Primaria y ESO de Andalucía tienen ya este portátil en sus manos. "Muchas familias hasta ahora tenían dificultades para adquirir un ordenador", señala el consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica.

Andalucía fue una de las comunidades que cogió con más ganas el guante que lanzó el presidente del Gobierno en 2009, cuando prometió que todos los alumnos de 5º de Primaria tendrían un portátil. La Consejería de Educación aceptó la apuesta y la dobló. El pasado curso la Junta repartió los primeros 173.500 portátiles en 5º, pero también en 6º. Este curso se han entregado otros 108.000. En este momento, todos los estudiantes de 5º y 6º de Primaria y de 1º de ESO ya tienen este aparato en Andalucía. El objetivo es que todos los alumnos de la enseñanza obligatoria dispongan del portátil.

Tras la promesa de Zapatero, Andalucía cambió su plan de digitalización

"Andalucía ha perdido todas la revoluciones a lo largo de la historia. Y no estamos dispuestos a perder también la revolución tecnológica". Así justifica el consejero la apuesta de Andalucía por la implantación de las nuevas tecnologías en las aulas. Cuando Zapatero propuso el plan Escuela 2.0, Andalucía ya contaba con su propio programa de digitalización. En 2003, comenzó a rodar el plan TIC, por el que se elegían determinados colegios e institutos en los que se instalaban ordenadores de sobremesa. La intención de la Junta era ir aumentando año a año la red de centros. Pero la promesa de Zapatero trastocó este programa y se puso en marcha el plan Escuela TIC 2.0: ya no se eligen algunos centros sino que se entregan portátiles a todos los alumnos.

Este plan no solo ha supuesto la entrega de los aparatos. La consejería pone en marcha al inicio del curso talleres de formación para los docentes. Es uno de los retos más importantes a los que se está enfrentando el sistema educativo andaluz. "Estamos haciendo un grandísimo esfuerzo en formación docente", sostiene Álvarez de la Chica, quien reconoce que entre los profesores existe una "razonable inseguridad" ante la implantación de las nuevas tecnologías: "Los alumnos muchas veces saben más que los profesores". Para el consejero el problema está en la base, en la Universidad: "Echo en falta una revisión de la formación inicial de los docentes. Muchos profesores tienen su primer contacto con las nuevas tecnologías cuando comienzan a dar clase con las pizarras digitales. Hace falta un cambio en la Universidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de febrero de 2011