Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ensayo

La andadura del español por el mundo

Ensayo. En su segunda convocatoria, el Premio de Ensayo Isabel de Polanco ha corroborado su apuesta por obras ambiciosas y de austera vocación comercial, pues ni Las repúblicas de aire (2009), del historiador Rafael Rojas, ni La andadura del español por el mundo (2010), del filólogo Humberto López Morales, son libros sencillos y destinados al consumo de grandes públicos. Sirva mi primera reflexión entonces para encomiar la valentía del premio y su opción por el conocimiento. La primera parte de La andadura del español por el mundo consiste en un recorrido histórico que arranca en la península Ibérica durante los tiempos de la Reconquista y termina con la llegada del castellano a las antiguas posesiones españolas de Asia y África, aunque los capítulos más sustanciosos son los dedicados a la asimilación de la nueva lengua por parte de los pueblos indígenas y la población de origen africano. Quizá resulta demasiado extensa la narración de la conquista de América, pero es que el autor reconstruye los hechos desde la dialectología y la sociolingüística. Así, para un historiador o un estudioso de la literatura, las notas del capítulo tercero -por ejemplo- resultan mucho más jugosas que el propio texto que nos remite a ellas. Por el contrario, la segunda parte del libro se nos antoja más agradecida para el lector no especialista, sobre todo a partir del capítulo duodécimo, donde la erudición comienza a impregnarse de amenidad y la ausencia de conocimientos lingüísticos queda compensada con nuestra competencia como hablantes. Tal es una de las mayores virtudes de capítulos como el decimoctavo ('El español, hoy') o el decimonoveno ('El futuro del español'), pues López Morales nos impele a dialogar con la lengua viva y en movimiento. La andadura del español por el mundo es pródigo en cuadros, estadísticas e información cuantificada que conspiran contra la fluidez de la lectura, dándole a la obra un innecesario apresto sinóptico. Tal vez si los gráficos y las notas estuvieran al final del volumen los argumentos resultarían más elocuentes y se apreciaría mejor el arte del que hace alarde Humberto López Morales a la hora de titular y proponer epígrafes, porque su sentido del humor sólo es comparable a su optimismo, ya que el español -o castellano, como decimos en América Latina- está todavía muy lejos de ser la lengua en la que podrían dialogar un noruego y un japonés.

La andadura del español por el mundo

Humberto López Morales

II Premio de Ensayo Isabel de Polanco

Taurus. Madrid, 2010

464 páginas. 22 euros

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de febrero de 2011