Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detienen a la familia de una mujer que murió de inanición

La policía judicial de Lugo detuvo ayer a tres personas, dos varones y una mujer, como presuntos autores de un delito de homicidio de una familiar con la que convivían y que murió por inanición y falta de cuidados. Se trata del marido, la hija y el yerno de una mujer de 53 años, que falleció en su casa, en condiciones graves de insalubridad y abandono.

Las autoridades conocieron el caso el pasado 2 de febrero, cuando acudieron al levantamiento del cadáver de la mujer, que sufría una depresión desde hace años y que compartía el inmueble con varios familiares directos. La policía constató entonces que la víctima presentaba un evidente deterioro físico. La mujer, que fue hallada, presentaba gran cantidad de heridas y llagas que hacían presumir "no había recibido los cuidados más elementales", según apuntó la Policía en su informe.

Investigaciones posteriores permitieron comprobar que la mujer tampoco había recibido asistencia médica. Además, en las últimas semanas no fue aseada, ni levantada de la cama. Tampoco había recibido alimento alguno, lo que se tradujo en una desnutrición y una aceleración del proceso que desencadenó en la muerte, supuestamente como consecuencia de la inmovilidad y falta de atención a la que estaba sometida.

Otras fuentes reseñaron que el trato con la víctima no era fácil, como consecuencia de la depresión que padecía. También alertaron de problemas de convivencia entre los moradores del piso, al que acudía 3 veces por semana a dormir el marido de la fallecida, que mantenía otra relación, pero que aún no había formalizado la separación con la fallecida.

Estas mismas fuentes reseñaron que el marido era plenamente consciente de la situación, lo mismo que su hija y yerno, quienes, presuntamente, no hicieron nada por revertir el drama. En el piso donde se produjeron los hechos vivían también otro hijo, de 14 años, de la fallecida y un nieto de siete meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de febrero de 2011