Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OMS estudia si una de las vacunas de la gripe A causa narcolepsia

Sanidad informa de que el fármaco no se utilizó en niños ni adolescentes

La gripe A, la causada por el H1N1, no deja en paz a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ayer el organismo admitió que está investigando la relación entre uno de los preparados (Pandemrix, del laboratorio GlaxoSmithKline) y un aumento de casos de narcolepsia (una enfermedad neurológica que produce somnolencia o pérdida del tono muscular) en niños y adolescentes. Los posibles efectos adversos -todavía no está claro si hay una relación directa- se han detectado en Finlandia, Suecia, Islandia y otros nueve países.

La OMS solo da el nombre de los tres primeros porque fueron los propios países los que lo han hecho público. El resto "no pueden ser comunicados sin el permiso de las autoridades nacionales", ha indicado una portavoz de la OMS.

Finlandia ha dado la alerta tras detectar 22 casos entre jóvenes

La enfermedad tiene una causa desconocida, quizá de tipo autoinmune

En España, el Ministerio de Sanidad ha indicado que no ha advertido ninguno de estos casos. Esto puede deberse a que el preparado de Glaxo no se administró en España a menores de 18 años (ni a mayores de 64).

La alerta la dio en agosto Finlandia. Los estudios de su Instituto Nacional de la Salud indican que ha habido 22 casos, y que la tasa de narcolepsia entre los adolescentes y niños de 4 a 19 años vacunados era nueve veces superior a la de los que no habían recibido la inmunización.

El Comité Asesor de Vacunas de la OMS indicó ayer que "hace falta más investigación", porque admite que "un aumento del riesgo de padecer narcolepsia no se había observado en el pasado con otras vacunas, sean contra la gripe o contra otras enfermedades". Pero advierte que "no parece que la relación entre vacunas y narcolepsia sea un fenómeno mundial, lo que complica la interpretación de los hallazgos de Finlandia". Esta vacuna en concreto se ha utilizado en 47 países, de los que 35 no han detectado problemas.

Uno de los inconvenientes para esta investigación es que no se sabe cuál es la causa de la narcolepsia, indica Joan Santamaría, del Grupo de Estudio de los trastornos de la Vigilia y el Sueño de la Sociedad Española de Neurología. "Hay teorías, y una de ellas apunta a que sea consecuencia de un proceso autoinmune". Es decir, que sea el propio sistema inmunitario del paciente el que se desajuste y ataque a unas neuronas determinadas, produciendo la somnolencia o la pérdida de tono muscular.

En ese caso, habría "cierta lógica" en la relación con una vacuna, ya que esta lo que busca es activar el sistema inmunológico para que actúe contra el virus, indica. Pero este proceso no es general (la inmensa mayoría de los vacunados no tienen narcolepsia). Y ahí puede entrar en juego otro factor. "La enfermedad se asocia a unos antígenos de histocompatibilidad -los llamados HLA- que vienen a ser la huella digital celular de cada individuo", explica el neurólogo. Esos HLA son los que se miran, por ejemplo, para ver si un donante y un receptor son compatibles. De los 22 casos de Finlandia, todos tenían la variante que se relaciona con la narcolepsia.

Pero ni aun así esto explicaría al 100% la situación, añade Santamaría, ya que un 20% de la población tiene la variante del HLA que se asocia con la narcolepsia, y su incidencia es de un caso por cada 2.000 o 5.000 personas (por cierto, muy superior al uno por 12.000 que han registrado los finlandeses). El hecho de que hayan sido niños y adolescentes los afectados no le sorprende tanto, "ya que es a la edad que aparece la narcolepsia".

La OMS ha anunciado que tendrá un informe para el 31 de agosto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de febrero de 2011