La cuenta atrás de los premios Goya

Cultura elimina las ayudas a telefilmes y miniseries

Las subvenciones fueron creadas por Ignasi Guardans, exdirector del ICAA

A cuatro días de los Goya, otra noticia polémica: se acabó el grifo de la subvención para el cine hecho en formato televisivo, ya sean telefilmes o miniseries. Carlos Cuadros, nombrado recientemente director general del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA) del Ministerio de Cultura , ha decidido suprimirlas.

Fue Ignasi Guardans, antecesor de Cuadros en el ICAA, quien introdujo por primera vez el año pasado ayudas públicas sobre proyecto para los telefilmes y las miniseries, al amparo de la Ley de Cine y de la orden ministerial que desarrolló el texto legal de 2007. Durante el año 2010, en las dos convocatorias publicadas en el Boletín Oficial del Estado, se concedieron 5,2 millones de euros a 25 producciones dirigidas a su emisión para televisión, entre miniseries (dos capítulos de no más de 90 minutos) y telefilmes (conocidas en el sector como tvmovies).

En 2010, 5,2 millones de euros fueron concedidos a un total de 25 producciones
Se trata de un sector emergente que goza de buenas audiencias

Comenzaba así la andadura de un mercado emergente, demandado durante años por el sector de la producción, y que además ha contado con el beneplácito, y en algunos casos el éxito, de las audiencias de las distintas televisiones. Esas ayudas se concedieron en todas las ocasiones sobre proyecto y fluctuaron entre los 120.000 y 150.000 euros para las tvmovies y los 200.000 y 300.000 euros para las miniseries. Entre las producciones rodadas y exhibidas ya en las pantallas de las televisiones y que obtuvieron ayudas públicas en 2010 figuran títulos como La princesa de Éboli, Alakrana, Lazarillo de Tormes, El mar de plástico o El precio de la libertad.

Pero hoy ya todo parece un espejismo. En la primera convocatoria de ayudas a la industria audiovisual publicada recientemente por Carlos Cuadros, las tvmovies y las miniseries se han quedado fuera. La medida ha creado una situación entre los productores que va desde el desconcierto y la preocupación a la indignación.

Tan es así que un total de 12 asociaciones de productores han enviado una carta, con fecha 31 de enero, al director del ICAA en la que le piden un encuentro urgente. "Queremos trasladarle nuestra gran inquietud por el anuncio del ICAA de no realizar en esta anualidad convocatoria de ayudas para la producción de películas para televisión. Entendemos que la publicación de esta línea de ayudas es fundamental ya que, sin duda, se trata de un formato en expansión, con un buen nivel de aceptación, que genera industria, empleo y formación".

Pancho Casal, que el año pasado produjo Eduardo Barreiros, el Henry Ford español, con la ayuda del ICAA, no oculta su decepción: "Es un mercado que genera mucha dinámica y además inmediata. Casi todas las producciones que el año pasado recibieron ayuda están ya rodadas, algo que no pasa con el cine, que es un producto a mucho más largo plazo. Además, se crean puestos de trabajo rápidos".

Con esta decisión, el productor Jordi Mendieta tiene claro que su próximo proyecto para televisión, Salazón, una miniserie de época ambientada en el siglo XIX, se quedará en el cajón. "La subvención que esperábamos obtener la ciframos en unos 280.000 euros aproximadamente. Al ser una película histórica, en la España convulsa del reinado de Fernando VII, si no disponemos de esta ayuda nos será prácticamente imposible llevar a buen fin el proyecto por los elevados costes en vestuario y decorados", asegura Mendieta.

También en Televisión Española ha cundido la preocupación. Según fuentes de la cadena pública, las ayudas de Cultura son fundamentales para elevar el plus de calidad de este tipo de producciones, que cada vez se acercan más al concepto de cine para televisión. TVE y las cadenas catalanas son las más implicadas en la realización de miniseries y largometrajes para la pequeña pantalla.

Según el ICAA, es la reducción del presupuesto la que ha provocado esta decisión. "No descartamos que en la próxima convocatoria se puedan incluir de nuevo, siempre y cuando quede fondo después de abonar las ayudas automáticas a la amortización", dijo ayer a este periódico una fuente autorizada del Ministerio de Cultura.

Hugo Silva, Belén Rueda y Eduard Fernández, en la serie <i>La princesa de Éboli.</i>
Hugo Silva, Belén Rueda y Eduard Fernández, en la serie <i>La princesa de Éboli.</i>
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción