Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

La palabra vacía

Ficción y documental siguen contaminándose en el más positivo sentido de la palabra con películas tan complicadas de catalogar como La vida sublime, debut en el largo del crítico e historiador Daniel Villamediana, en la que el homenaje familiar, la memoria histórica y el discurso sobre las fronteras se reúnen en un ejercicio que se pretende a un tiempo hipnótico y naturalista, de trayecto físico y moral, pero que acaba resultando más impostado y contemplativo que lúcido. La película se adivina un quiero y no puedo; es una obra que, en principio, pretende seguir la línea narrativa de autores como José María de Orbe, Lluís Miñarro, Marc Recha o José Luis Guerín.

LA VIDA SUBLIME

Dirección: Daniel V. Villamediana.

Intérpretes: Víctor J. Vázquez, Emiliana Minguela, Minke Wang.

Género: drama. España, 2009.

Duración: 90 minutos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de febrero de 2011