Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Socialistas y populares ponen límite al gasto autonómico

Austeridad y eficacia en el gasto público. Esa es una de las líneas de trabajo aprobadas en la convención autonómica del PSOE que mejor puede conectar con las propuestas que también defiende el PP. Los socialistas propondrán en su programa para las elecciones autonómicas de mayo "la fijación por ley de cada comunidad del techo de gasto correspondiente a cada ejercicio". El PP también pretende fijar ese techo de gasto, pero confiere la responsabilidad al Gobierno central a través de una ley estatal, en tanto que los socialistas dejan a las autonomías que sean ellas las que legislen al respecto.

La hora de la verdad llegará después de las elecciones y cuando se formen los Gobiernos regionales. Esa será la oportunidad de ver si, en efecto, todos tienen la voluntad de limitarse, al igual que ya hace la Administración central.

En principio no hay acuerdo entre los dos partidos, como se vio el miércoles en el Congreso cuando el PSOE y el resto de las fuerzas políticas votaron en contra de la proposición del PP para que el Gobierno impusiera el techo de gasto.

Precisamente los socialistas han tratado en esta convención de Zaragoza de eliminar cualquier interpretación de que trataban de limitar la capacidad de autogobierno de las comunidades. Este temor lo han difundido los partidos nacionalistas al asegurar que tanto el PP como el PSOE quiere iniciar un proceso de "recentralización", es decir, recuperar para el Estado competencias de las que disfrutan las comunidades desde hace muchos años.

No se revisará el modelo

Zapatero y los barones territoriales niegan esa intención. "No es hora de imposiciones unilaterales desde el Estado, de descalificaciones permanentes de las Administraciones territoriales, ni de revisión del modelo constitucional", señala el manifiesto con el que el PSOE concurrirá a las elecciones autonómicas.

Tanto los presidentes regionales como los candidatos electorales que ahora están en la oposición sí estuvieron de acuerdo en que las autonomías compartan servicios básicos, tanto por eficacia como por ahorro. Pero se observaron diferencias en estos días de convención entre los gobernantes socialistas y los que están en la oposición. Estos últimos (Murcia, Navarra, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Madrid) denostaron las políticas de sus respectivos Gobiernos, todos en manos de la derecha, así como los de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de enero de 2011