Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"El final es el origen"

El alcalde afirma su voluntad de sobrevivir a la crisis

Estuvo Montserrat Tura y faltó Ferran Mascarell, pese a que había sido invitado. El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, dio su anual charla sobre la ciudad a un público formado por unas 600 personas entre las que predominaban militantes y dirigentes socialistas. El discurso fue un ir y venir de la ciudad y los barceloneses a lo personal. Lo refleja la definición de Barcelona "como esperanza donde se puede desarrollar un proyecto personal". Hubo quien la entendió como afirmación de su voluntad de sobrevivir a la crisis (contra viento y primarias) para seguir siendo alcalde. Hereu hizo un discurso de cifras y datos y terminó con una metáfora de su propia situación: "El origen es el final y el final es el origen".

En la primera fila estaba, a su derecha, el equipo de Gobierno; a la izquierda (topológica), dirigentes del PSC: José Montilla, Tura, Narcís Serra, Josep Maria Sala. Había representantes sindicales y empresariales como Salvador Alemany y Ferran Soriano. Tura llevaba un libro que, dijo, alguien le había regalado, sin precisar las intenciones: Diez lecciones sobre Barcelona, de Manuel Solà Morales.

A la sala del Palacio de Congresos le fueron amputadas cinco filas, ocultas por cortinajes. No hicieron falta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de enero de 2011