Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Delta 0 culpa a los mandos del Graf de las muertes de los bomberos de Horta

Carles Font dice a la juez que esa unidad tiene "mandos y autonomía propia"

Contradicciones y acusaciones recíprocas entre mandos de los bomberos tras la declaración judicial de Carles Font, el único imputado por la muerte de cinco bomberos en el incendio de Horta de Sant Joan (Terra Alta) de 2009. El responsable de las tareas de extinción, Delta 0 en la jerga del operativo, declaró ayer ante la juez de Gandesa que la responsabilidad de coordinar a los fallecidos recaía sobre otros dos mandos de los Graf, cuerpo de élite al que pertenecían las víctimas.

"Ese día la información discurre entre Graf 01 y Graf 06", señaló Font en referencia a Moisés Galán y Ricardo Expósito, responsables de informar y coordinar a los Graf el día de los hechos desde el centro de bomberos de Bellaterra (Vallès Occidental) y desde el terreno, respectivamente. Ambos declararon a la juez que a las víctimas les faltó información y que la debía haber proporcionado el centro de mando. "Tenían mejor conocimiento de las ubicaciones de los Graf al ser mandos directos", insistió Font, que se acogió a su derecho a responder únicamente a las preguntas de su abogado. La juez había previsto que la declaración durase dos días, pero se redujo a 80 minutos, lo que causó malestar en la acusación. "No ha venido a contar la verdad, sino a echar balones fuera", interpretó Pau Simarro, el abogado de dos familias de los fallecidos.

El imputado solo responde a las preguntas de su abogado

La versión de Font contradice por completo la de otro jefe de bomberos

Según Font, no hubo relación entre la tragedia y la supuesta dejación de funciones que le imputan otros mandos. También rechazó que hubiera actuado con omisión en su trabajo, pues se hallaba "evacuando masías amenazadas por el fuego", dijo. "El jefe de guardia no obligatoriamente debe estar en el centro de mando", insistió. En otro momento de la declaración y con el fin de justificar su actuación, Font destacó que los Graf "gozan de autonomía" y que Delta 0 no fue el máximo mando del incendio. "Ese día había mandos de igual rango o superior al mío", dijo, y entre estos mencionó varios códigos del operativo y un solo nombre, Marc Castellnou, precisamente el jefe de los Graf que le acusó más directamente ante la juez por desatender sus funciones.

La división entre mandos se cristaliza en las declaraciones judiciales de Font y Castellnou, casi opuestas en todos los puntos relevantes. Castellnou declaró en octubre que los Graf tienen cierta autonomía pero deben "respetar la cadena de mando" y que "Delta 0 debía haber estado coordinando en el centro de mando". "No entiendo por qué no existe ninguna coordinación del incendio por Delta 0", dijo. Por último, señaló que la evacuación en la que participó Font "debían realizarla los Mossos y no el responsable del operativo". Font, por su parte, aseguró a la juez: "en la zona afectada por el fuego deben evacuar los bomberos".

La magistrada, que mantiene el secreto parcial de sumario, estudia ahora si cita a más testigos o incluso a los mandos que ya han declarado para confrontar su versión con la de Delta 0, señalaron fuentes judiciales. La acusación particular, por su parte, sopesa solicitar la imputación de otros mandos e incluso de miembros del Departamento de Interior por "presionar a bomberos para influir en su declaración", señaló Simarro.

Cuando la tragedia amaga con reavivar la polémica en el cuerpo de bomberos, Josep Pallàs, único superviviente de los involucrados en el suceso, ha pedido reincorporarse a los Graf realizando labores de asesoramiento. El regreso puede concretarse "a corto plazo" y supondría una "inyección de moral en el cuerpo", destacaron fuentes de la Generalitat. Los dos imputados por originar el fuego, Juan Antonio Paz y Lorenzo Fornés, de 27 y 28 años, están en libertad provisional desde febrero de 2010.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de enero de 2011