Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una ex adjudicataria de los autobuses turísticos optará de nuevo al concurso

Los 27 conductores de Madrid Visión reclaman mantener sus empleos

Una de las dos empresas que gestionaban los autobuses turísticos de Madrid quiere repetir. El socio minoritario (Grupo Julià) se ha ofrecido a adquirir todas las participaciones de Madrid Visión para "facilitar" la transición del limbo actual del servicio hasta la convocatoria de un nuevo concurso. Mientras, el Ayuntamiento ya perfila cómo gestionar los autobuses por su cuenta. En medio, los 27 conductores de la antigua concesionaria que reclaman, de momento sin mucho éxito, que se garanticen sus puestos de trabajo.

Madrid Visión -formada por Trapsa, con el 60% del accionariado, y Grupo Julià, con el 40%- entregó el pasado sábado al Ayuntamiento los 28 autobuses turísticos que hacían ruta por la ciudad tras resistirse a cederlos durante unos días por considerar que no tenían que hacer un regalo al Consistorio después de 10 años de contrato sin posibilidad de prórroga. "Queremos presentarnos al nuevo concurso en solitario y consideramos que lo mejor era facilitar las cosas y entregar los autobuses", explica Josep Adel, consejero delegado del Grupo Julià. Para convencer a su socio de la devolución se han ofrecido a comprar su parte, aunque aún no han cerrado el acuerdo, según Adel. Este periódico no pudo recabar ayer la versión de Trapsa.

La treintena de guías y monitores no tienen contrato con la empresa

El Grupo Julià asegura que está dispuesto a mantener a la plantilla si gana el nuevo concurso, aunque ninguna cláusula obliga a la subrogación de los trabajadores, según afirma un portavoz municipal. Representantes de los 27 conductores de Madrid Visión se reunieron ayer en la sede de UGT para intentar aclarar su futuro. "Se encuentran en un limbo, no saben qué va a ocurrir con ellos", según Rosa Palomar, portavoz de UGT, que aclara que la treintena de guías turísticos y monitores que también trabajaban en los autobuses turísticos no tienen relación contractual con Madrid Visión.

El Ayuntamiento prevé solucionar el nuevo contrato en junio. Hasta entonces, quiere ofrecer las rutas con conductores de la EMT porque los autobuses "pasan a ser un recurso municipal", según una portavoz del Consistorio. Los trabajadores lo ven bien con matices. La sección sindical de UGT-EMT (tercero en representación en el comité de empresa) ha pedido que la empresa pública asuma el servicio porque "es la empresa más capacitada para desarrollar esa actividad", según Juan José Castañeda, secretario general de UGT-EMT, que pide que se asuma la plantilla de conductores de los autobuses turísticos. El Ayuntamiento niega que pueda hacerlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de enero de 2011