Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los préstamos para cursar másteres tendrán peores condiciones

No se podrá retrasar el pago por tener pocos ingresos y se cobrarán intereses

Ya no habrá interés cero. Y si se tienen pocos ingresos, tampoco se podrá retrasar la fecha para empezar a devolver los préstamos que ofrece el Gobierno para estudiar un máster universitario o un doctorado (para costear la matrícula y el mantenimiento). El Ministerio de Educación ha endurecido en su cuarto año de vida las condiciones de estas ayudas para cumplir con lo que marca el decreto de austeridad aprobado por el Gobierno para hacer frente a la crisis económica, según explica el director general de Política Universitaria, Juan José Moreno.

Hasta el año pasado (cuando se beneficiaron 5.236 personas) se establecían tres años de carencia en los que el beneficiario no tenía que empezar a devolver el dinero prestado. Además, el inicio de los pagos se podía retrasar otros tres años más si el deudor tenía ingresos muy bajos, por debajo de los 22.000 euros anuales.

Educación cambia las cláusulas para respetar las medidas de austeridad

Asimismo, los préstamos, que hasta ahora se devolvían sin intereses, tendrán un "interés fijo", que el ministerio solo subvencionará durante el tiempo de carencia. Este será dos años (para los másteres de un curso), tres (para los programas de dos) o cuatro (para los de cinco). Inmediatamente después, habrá que empezar a devolver el crédito, con intereses, independientemente del nivel de ingresos. Y, al reducirse los periodos de amortización, las cuotas serán más altas.

"Son las mejores condiciones posibles dentro de los límites que marca el decreto de austeridad", insiste Moreno. El presupuesto para estos créditos ha aumentado de 75 millones de euros a 100 millones este año y, pese al empeoramiento de las condiciones, Moreno afirma que se ha conseguido mantener la finalidad de la iniciativa: que quien lo necesite cuente con dinero para cursar un posgrado y tenga margen una vez graduado (esta vez, de un año) para encontrar un empleo antes de tener que devolver el préstamo.

Sin embargo, algunos estudiantes están decepcionados, ya que se matricularon el pasado septiembre contando con las condiciones anteriores y se han topado con las nuevas al publicarse la convocatoria el pasado 18 de diciembre. Es el caso de Jesús Álvarez, licenciado en Ciencias Políticas de 26 años. Álvarez dice que, al menos, él lo está cursando en España: "No quiero pensar en los que estén en otro país". Los préstamos se pueden solicitar para estudiar en España, Europa, Estados Unidos o Canadá.

En Facebook, en un grupo llamado ¿Dónde está el Préstamo de Renta Universitario?, que cuenta con más de 500 miembros, se pueden leer sus dudas, venturas y desventuras durante los trámites para formalizar la petición de la ayuda. Por ejemplo, se quejan de falta de información sobre el tipo de interés que marcará el ICO -este será, explica Educación, equivalente al Euribor- y llegan a poner en duda las ventajas de pedir este crédito en lugar de hacerlo en cualquier banco. "La única ventaja que hay es que no necesitas aval. Por lo demás, igual que pedirlo en un banco", aseguraba el miércoles uno de ellos.

En cualquier caso, la mayoría de ellos lo están solicitando ya. Se pueden pedir de 14.400 euros hasta 34.800 euros, según la duración del curso de posgrado y si se realiza en España o en el extranjero. La información para hacerlo se puede encontrar en la página del ministerio (www.educacion.es). El año pasado, habiéndose publicado la convocatoria el 26 de noviembre, los estudiantes empezaron a recibir el dinero entre finales de enero y principios de febrero. Así, si el ministerio y el Instituto de Crédito Oficial no agilizan los trámites, lo previsible es que no empiecen a cobrar antes de febrero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de diciembre de 2010