Veinte niños han muerto a manos de sus padres en 2010

La cifra es escalofriante. Veinte niños han muerto a manos de sus padres en 2010, la suma más alta de la década. El último, de cuatro años, falleció el viernes en Dénia (Alicante), presuntamente atacado por su progenitor en vísperas de que -iniciado el proceso de divorcio- se fuera a vivir con su madre a Barcelona.

La autoría de los infanticidios durante 2010 es de madres que han matado a su bebé recién nacido, mujeres que se han suicidado junto a los hijos y padres o madres que han asesinado a los niños en lo que se presumen procesos de venganza por estar inmersos ambos progenitores en causas de divorcio y litigar por la custodia. En algunos casos, los parricidas tenían antecedentes por violencia de género.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de diciembre de 2010.

Lo más visto en...

Top 50