Un hombre al que se bajó la vigilancia mata a su ex pareja

El número de víctimas de la violencia machista alcanza ya este año las 69

Mérida / Madrid - 17 dic 2010 - 06:00 UTC

Un hombre español de 59 años, natural de un pueblo de Badajoz, se suicidó ayer tras matar de un disparo a su ex pareja, una mujer marroquí de unos 44 años que residía en la capital pacense. La víctima le había denunciado varias veces por amenazas y logró ser protegida con una orden de alejamiento, aún en vigor en el momento de la muerte. El pasado septiembre, el nivel de riesgo se rebajó de medio a "no apreciado", según informó la delegada del Gobierno, Carmen Pereira. Con este crimen suman ya 69 las víctimas mortales de la violencia machista en lo que va de año, 14 más que en todo el año anterior.

El crimen ocurrió sobre las nueve de la mañana en un edifico de la capital pacense. El presunto autor de la muerte, que había estado ingresado en un centro psiquiátrico por intento de suicidio, esperó a que la víctima regresara a casa tras llevar al colegio a la hija de ambos, de nueve años, y le disparó varias veces con una pistola en la vivienda. Después se disparó a sí mismo y cayó o se tiró -anoche aún se investigaba- del cuarto piso al patio interior del bloque de viviendas. Los agentes investigan la procedencia de la pistola con la que presuntamente el homicida ha puesto fin a la vida de su ex mujer.

Hallado ahorcado el ex novio de una madrileña desaparecida
Pajín informa de que solo 19 de las muertas este año habían denunciado

Más información

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, informó ayer en el Congreso de que solo 18 de las víctimas mortales de este año había denunciado. "Es una evidencia que, si las mujeres no denuncian, no podemos protegerlas", afirmó. En este sentido, dijo que la polémica por las denuncias falsas "hace un flaco favor" a la lucha contra la lacra de la violencia machista.

La cifra de víctimas mortales de este año se acerca a los peores registros, las más de 70 de 2003, 2004, 2007 y 2008. En estos momentos se está pendiente de confirmar si María Piedad García Revuelta, de 31 años, sigue con vida. Lleva desaparecida desde el domingo, después de que su ex compañero sentimental, Javier Sánchez-Toledo Carmona, de 38 años, fuera hallado ahorcado ayer en un paraje boscoso de San Lorenzo de El Escorial (Madrid) por unos ciclistas. La Guardia Civil ha rastreado diversas zonas en los últimos días, pero hasta el momento no ha localizado a la mujer.

La desaparición ocurrió el domingo, cuando ambos celebraban junto con otros compañeros del supermercado en el que trabajaban la cena de Navidad. Cuando terminaron de cantar en un karaoke, Sánchez-Toledo se ofreció a llevar a García a su domicilio, en Boadilla del Monte. Fue la última vez que la vieron con vida. A la mañana siguiente, la madre de la desaparecida recibió un mensaje en su móvil desde el teléfono de su hija, en el que decía que no volvía a casa. Los familiares creen que no lo mandó la mujer.

El hombre también estaba desaparecido hasta que lo encontraron los ciclistas. No dejó ninguna nota ni señal que permitiera hallar a María Piedad García. Hoy continuarán los rastreos.

Trabajadores de los servicios sociales trasladan el cadáver de la mujer asesinada en Badajoz.
Trabajadores de los servicios sociales trasladan el cadáver de la mujer asesinada en Badajoz.EFE

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 17 de diciembre de 2010.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50