_
_
_
_
_

Una novela de emigrantes catalanes en Nueva York gana el Carlemany

Bea Cabezas logra el premio andorrano con 'La ciutat vertical'

La Nueva York de finales del siglo XIX, cuando la ciudad americana vivió una de sus mayores transformaciones y pasó a ser uno de los centros cruciales de la industria, el comercio y las comunicaciones de todo el mundo; los años en los que Manhattan y Brooklyn se anexionaron, surgieron los primeros rascacielos, se construyó el metro con ayuda de miles de personas que emigraron a esta urbe y se levantaron iconos como el Empire State y el puente de Brooklyn... Esos son algunos de los escenarios en los que se mueven los protagonistas catalanes de La ciutat vertical, novela con la que la periodista Bea Cabezas (Barcelona, 1976) ha obtenido el XVII premio Carlemany, que, con 42.000 euros, es el cuarto mejor dotado de las letras catalanas.

El gánster Carbó y el arquitecto Guastavino, entre los protagonistas

"Es una decisión valiente la que ha tenido el jurado al premiar a una desconocida", reconoció la escritora al agradecer el galardón literario -que en años anteriores han obtenido escritores consagrados como Gabriel Janer Manila, Lluís Racionero, Vicenç Villatoro, Jordi Coca y Julià de Jódar- que se le otorgó ayer en Andorra, cuyo Gobierno promueve el premio junto con la Fundació Enciclopèdia Catalana y las editoriales Proa y Columna.

La obra de Cabezas, autora hasta la fecha de una sola novela, El monestir de les ombres, se ha impuesto a otros siete originales presentados al premio.

La novela narra los pasos de un joven arquitecto que en 1929 viaja a Nueva York tras recibir una nota de su padre, desaparecido hace 17 años. Cuando llega encuentra el cadáver de su progenitor y una nota que le descubre su verdadera historia: la de un hombre que, atraído por esta ciudad tras leer la revista La llumanera de Nova York (1874-1881), emigró en 1880 y acabó participando en muchos de los acontecimientos que la ciudad vivió entre finales del siglo XIX y principios del XX.

"He jugado con la vida del protagonista, que se va realizando a medida que la ciudad crece en vertical, y he mezclado personajes ficticios con reales. No es un libro de historia, es una novela", explicó Cabezas. Uno de los protagonistas es Rafael Guastavino, el arquitecto de origen valenciano que exportó al continente americano la volta catalana -el Guastavino System- y "aunque dejó su huella en muchos edificios de la ciudad, como la primera estación de metro de Nueva York, no es todavía muy reconocido en esa ciudad", aseguró la galardonada.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Otro de los protagonistas de La ciudad vertical es Frankie Carbó, un gánster famoso que algunos historiadores aseguran que nació en Manlleu (Osona), mientras que otros lo hacen de origen italiano. "Inconscientemente la novela alberga una reflexión sobre la emigración", explicó la escritora licenciada en periodismo que ha colaborado en el diario Avui y el semanario El Temps. El jurado, integrado por Enric Canals, Teresa Colom, Ester Pujol, Albert Villaró y Vicenç Villatoro, ha escogido este manuscrito por su "trama absorbente, su ritmo ágil y su capacidad para recrear la atmósfera del Nueva York de finales del XIX". El libro aparecerá en las librerías el próximo febrero.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

José Ángel Montañés
Redactor de Cultura de EL PAÍS en Cataluña, donde hace el seguimiento de los temas de Arte y Patrimonio. Es licenciado en Prehistoria e Historia Antigua y diplomado en Restauración de Bienes Culturales y autor de libros como 'El niño secreto de los Dalí', publicado en 2020.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_