Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nieve deja a 2.946 alumnos sin clase y provoca cortes en carreteras

Hoy se esperan nevadas a partir de los 300 metros sobre el nivel del mar

Aunque la predicción apunta a que lo peor del temporal de frío en Galicia está por llegar, la realidad es que el hielo y la nieve dificultaron ayer el tráfico rodado en las provincias de Ourense y Lugo y, en menor medida, en Pontevedra y A Coruña. Además, 2.946 alumnos no pudieron acudir a clase por falta de transporte escolar.

El temporal de nieve cayó con mayor virulencia en Ourense, donde se llegó a cortar durante media hora la autovía A-52 (Rías Baixas), debido a la acumulación de nieve en el municipio de Xinzo de Limia, lo que hizo necesario desviar los vehículos por la carretera nacional. Ya a última hora, la Dirección General de Tráfico informaba de circulación irregular en las comunicaciones desde Ourense con Baltar, Cualedro y Viana do Bolo. Además de los conflictos en las carreteras, varias aldeas del municipio de Baltar estuvieron incomunicadas.

En esta provincia un total de 1.567 alumnos de 84 centros no pudieron acudir a clase y 16 colegios no abrieron sus puertas. Las mayores dificultades se localizaron en los municipios de Avión, Baltar, Bande, Beariz, Borborás, Calvos de Rondín, A Mezquita, Montederramo, Riós, Sandiás, Vilar y Vilariño de Conxo.

La nieve no llegó con tanta intensidad a Lugo pero las complicaciones se produjeron por la existencia de placas de hielo como consecuencia de las bajas temperaturas. A primera hora de la mañana era imposible transitar por los municipios de alta montaña con vehículos que no fueran todoterrenos. El alto de O Couto, en Quiroga, tuvo que solicitar la asistencia de máquinas quitanieves, pues se encontraba incomunicado. También en esta provincia fue necesario extremar la precaución para circular por la autovía A-6 a su paso por Pedrafita.

En Lugo se quedaron sin poder ir a clase un total de 795 alumnos, con un centro cerrado en Negueira de Muñiz y otros cinco donde se suspendió por completo el transporte escolar, situados en Chantada, A Fonsagrada y Pedrafita. También se registraron problemas con el transporte escolar en tres centros de la provincia de Pontevedra, si bien no se cuantificó el número de alumnos que no acudieron a las aulas. Además, la nieve obligaba a última hora a extremar la precaución para circular a lo largo de tres kilómetros por la carretera que va desde A Coruña hasta A Airavella.

Incluso la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) tuvo que desconvocar una junta prevista para ayer. Y es que el mal estado de las carreteras impidió llegar hasta Santiago a algunos representantes. Según informa Meteogalicia, las temperaturas hoy se mantendrán semejantes a las de ayer, entre los dos grados bajo cero en zonas de Lugo y los 11 grados en las Rías Baixas. Habrá chubascos durante todo el día que se convertirán en nieve a partir de los 300 metros sobre el nivel del mar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de diciembre de 2010