Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo triplica la ayuda para comprar coches pese al recorte presupuestario

Galicia es la única comunidad española que mantendrá los incentivos

Cuando casi todo el mundo daba por muertos los estímulos a la compra de coches, la Xunta acaba de resucitar las subvenciones directas del plan Re-Móvete que estaban a punto de caducar. Lo anunció ayer el presidente, Alberto Núñez Feijóo, en un guiño a la industria viguesa en su visita a la ciudad: ampliará al año que viene los incentivos directos que cobran particulares y autónomos por cambiar su vehículo y que no reparan en el nivel de renta del propietario. Y además, mejorarán, ya que alcanzan los 2.000 euros, lo que triplica la cuantía de la ayuda media del plan, de 700 euros.

Este "esfuerzo adicional" pretende, según el presidente, "paliar el efecto de la subida del IVA y el final de las ayudas estatales", y, de paso, mantener el empleo "en talleres, concesionarios y empresas auxiliares" del sector. Estos estímulos estuvieron muy de moda al inicio de la crisis económica, pero los principales impulsores (Alemania y Francia), los fueron eliminando en 2010. También el Gobierno de España hizo lo propio con el Plan 2000E, que completaron algunas comunidades autónomas con aportaciones directas o rebajas fiscales en el impuesto de matriculación, como ocurrió en Madrid o Navarra.

La semana pasada, en un encuentro en la escuela de negocios IESE, el presidente de la Asociación de Fabricantes de Automóviles, Francisco Javier García Sanz, incluso recomendó a su propio sector que deje de reclamar incentivos y "se centre en trabajar para frenar la caída de las ventas", del 40%. El Gobierno gallego, que este año se ha gastado ya 22 millones de euros en el plan Re-móvete, no se da por enterado.Lo que no aclaró ayer Feijóo es de dónde saldrá el dinero para respaldar el programa cuando la Xunta anuncia recortes en servicios sociales, como la sanidad o la educación, y en políticas activas de empleo. El presupuesto del propio Igape, el organismo de la Consellería de Economía que canaliza las ayudas, contará con 40 millones menos, equivalentes al 12% de los recursos actuales.

"Son fuegos artificiales", resume el portavoz del BNG, Carlos Aymerich, que juzga la medida en el marco de una "curiosa concepción de la austeridad", por parte del Gobierno gallego. "Se abrió la veda para saber quién tiene más capacidad para captar ayudas", añadió, para zanjar el asunto lanzando sus dardos contra lo que considera una "política industrial errática".

Nada que ver con la reacción de los concesionarios y del director de Citroën, Pierre Ianni, que en su habitual estilo pragmático recordó que el Gobierno central debería hacer lo mismo que Galicia mientras la economía no se recupere. Ianni también se refirió a la regulación de empleo que la dirección de la fábrica negocia con los sindicatos y que podría afectar a más de 2.000 contratos. "No hay que demonizar el ERE, nunca nos cerramos esa vía. Tenemos que estar listos para lo que pueda pasar en 2011 y 2012, dos años difíciles".

Las ventas de coches en Galicia cayeron entre enero y octubre un 8%. Ese último mes fue el peor del año, con un desplome de ventas del 50%. Para el presidente de la patronal de Pontevedra y dueño de varios concesionarios, José Manuel Fernández Alvariño, se trata de un anuncio acertado que vincula a la "sensibilidad especial que tiene Galicia hacia el sector del automóvil".

Ataques del PSdeG

"Me gustaría saber a cargo de qué presupuestos anuncia el presidente las ayudas", insistió desde las filas socialistas el portavoz económico, Abel Losada. Los incentivos a la compra de coches, que su propio partido ha ensayado en Madrid, deberían estar avalados, según él, por un análisis de resultados que evaluase el coste de la medida en relación con su impacto en el mercado. "Es un agravio importante con respecto a otros sectores", aseguró, antes de recomendar a la Consellería de Economía que practique "políticas serias y coherentes de oferta". El titular de ese departamento, Javier Guerra, presentará hoy por la mañana los detalles del bautizado como plan Re-móvete.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de diciembre de 2010