Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES CATALANAS | Resultados

CiU entierra el dominio del PSC en el área de Barcelona

Los socialistas se dejan entre 10 y 15 puntos en casi todos los municipios

CiU marcó ayer con fuego su victoria en la provincia por Barcelona sobre las cenizas del PSC. La coalición, con 35 escaños y un apoyo de casi el 37%, volvió a obtener unos resultados equiparables a las holgadas victorias de Jordi Pujol con unas cifras aún más destacables por el hundimiento sufrido por los socialistas. El PSC, con 18 diputados y un apoyo inferior al 20%, registró ayer los peores resultados de su historia en la provincia de Barcelona en unas autonómicas, los comicios que tradicionalmente peor se le han dado al partido.

El éxito de CiU se sustentó en el entierro definitivo de la tradicional hegemonía del PSC en el área metropolitana de Barcelona. Los socialistas se vieron por primera vez superados por los nacionalistas en Badalona, el Baix Llobregat (Esplugues, El Prat y Sant Boi), Montcada i Reixac, y Cerdanyola del Vallès, y las únicas plazas que aún votaron mayoritariamente socialista, aunque por márgenes cada vez más estrechos, fueron L'Hospitalet, Santa Coloma de Gramenet y Cornellà.

La diferencia entre el PSC y CiU en L'Hospitalet pasa de 20 a 5 puntos

La debacle socialista fue de entre 10 y 15 puntos en prácticamente todos los municipios, solo comparable a la caída sufrida por ERC, que anoche se dejó más de la mitad de la esforzada y escasa penetración electoral que había conseguido en las elecciones autonómicas de 2003 y 2006. Allí donde más apoyo habían obtenido los republicanos en 2006, con cerca del 10% en Badalona o Cerdanyola, su apoyo se desplomó a niveles de hace 20 años, cerca del 5%.

Además de CiU, el PP fue el gran beneficiado del derrumbe del tripartito, con avances más moderados (entre dos y cuatro puntos), peró sólidos -confirman una tendencia iniciada en 2003- y generalizados en prácticamente todos los municipios.

Los resultados registrados en la primera corona metropolitana se repiten en todo el Vallès, el Maresme y el interior de Cataluña. El PSC también perdió por goleada en localidades como Terrassa (17 puntos abajo, cuando en 2006 había ganado por un punto), Sabadell y Rubí (pasó de ganar por 10 puntos a perder por el mismo porcentaje).

En Vic el orden de fuerzas se ha visto trastocado con el casi 11% de votos de Solidaritat. El municipio sigue siendo de CiU sin discusión (47,6%), y el PSC, pese a perder casi seis puntos porcentuales, se mantiene como la tercera fuerza más votada.

Lo de Esquerra en Berga puede calificarste también de debacle. La formación independentista ha perdido casi dos tercios de sus votantes, lo que la ha desplazado al cuarto lugar. El PSC pierde ocho puntos porcentuales y CiU gana cinco, hasta llegar casi al 45% de los votantes.

La pérdida de la hegemonía en el área metropolitana se nota incluso en los municipios que siguen votando socialista. En Cornellà, por ejemplo, CiU ha ganado seis puntos, mientras que el PSC ha perdido 15. En L'Hospitalet, la enorme diferencia que separaba a CiU del PSC ha quedado reducida a cinco puntos (en 2006 eran más de 20). Una diferencia que se aprecia también en Santa Coloma, donde los socialistas han pasado de aventajar en 27 puntos a CiU a dejar la brecha en solo 10.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de noviembre de 2010