Crítica:Crítica
i

¿Creadores o emuladores?

En una clasificación un tanto restrictiva, los directores se podrían dividir en dos grupos: los creadores y los emuladores. John Luessenhop, director estadounidense desconocido, pertenece claramente a los segundos, donde la cuestión está en saber a quién se toma como referente. Pero o ha dudado a quién emular o la fotocopiadora creativa le ha traicionado con unas coordenadas incorrectas. Ladrones, aparatoso, medianamente entretenido aunque olvidable thriller de atracos, apunta a ser un michaelmann, pero se queda en un tonyscott (de los vulgares).

Así, el rodaje con cámara digital de alta definición otorga a la película una textura que entronca con los últimos trabajos de Mann (Collateral, Corrupción en Miami), pero el modelo (¿cuántos imitadores van?) sigue siendo la inmensa Heat: por el tratamiento de las relaciones entre el grupo de atracadores, por el acento lírico inmerso en la épica de algunas secuencias de acción y por el tono en la descripción de las vidas privadas de sus protagonistas. Ladrones es un producto tan acelerado y superficial como cualquiera de los filmes del Scott más rutinario.

LADRONES

Dirección: John Luessenhop.

Intérpretes: Idris Elba, Matt Dillon.

Género: thriller. EE UU, 2010.

Duración: 107 minutos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 26 de noviembre de 2010.

Lo más visto en...

Top 50