Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Quiero ser director

450 profesores aspiran a 180 plazas en el primer curso para dirigir escuelas

Un total de 450 candidatos para 180 plazas. La demanda para el primer curso de dirección de centros educativos públicos se ha disparado. A cinco días de concluir el plazo para matricularse, hay 2,5 aspirantes para cada plaza. Habrá que hacer una selección de candidatos, dice Jaume Graells, director general de Enseñanza Básica y Bachillerato del Departamento de Educación.

"Nuestro objetivo es dar formación de calidad y por eso no queremos ofrecer más de 180 plazas. Habrá un grupo de expertos que seleccionarán a los candidatos. Queremos huir de la selección por criterios de antigüedad. Nuestra intención es que primen los perfiles de los candidatos", añade el director general.

Será la primera convocatoria de un curso que empezará el 11 de enero y que formará a docentes que quieran ser directores de centros escolares. El 22 de diciembre se conocerá la lista de profesores admitidos. Algunos ya han sido citados para primeros de diciembre para entrevistas personales, dice uno de los inscritos. El curso lo organiza la Escuela de Administración Pública de Cataluña por encargo de Educación. Los profesores pagarán 300 euros el 10% del coste. El resto lo sufraga la Administración. Se hará en las cuatro capitales de provincia y en Vic.

"Seleccionaremos por perfiles y no por antigüedad", dice Educación

La lista de los admitidos se conocerá el próximo 22 de diciembre

El curso empieza justo después que el Gobierno catalán haya dado más competencias a los directores de centros educativos públicos. Los directores tendrán más poder, sobre todo, en el ámbito de la gestión y serán autoridad pública (sus informes y testimonios tendrán presunción de veracidad). También podrán gestionar los colegios, especialmente los recursos humanos seleccionando a algunos profesores y proponiendo que algunos tengan determinandas especialidades.

Los directores tendrán capacidad para sancionar las faltas leves y podrán alquilar instalaciones para obtener recursos extras. Se les faculta para supervisar las clases dentro del aula si lo estiman oportuno. El decreto los equipara a jefes de personal y los estimula a ser líderes de sus centros y a motivar al equipo de docentes y sacar adelante un proyecto educativo.

De ahí la formación para estas nuevas tareas que tendrán los directores. Una parte esencial del curso se dirige a adquirir conocimientos sobre la dirección de personas y su motivación. Habrá que aprobar el curso con, al menos, un 5.

María Jesús Alcalá es jefa de estudios de la Escuela Palma de Mallorca, de Barcelona. Se ha inscrito en el curso. "No había pensado en ser directora hasta ahora, pero al ver el programa del curso he pensado que me puede dar la formación para serlo. Creo que es bueno que se profesionalice más la dirección de las escuelas. Para hacerlo bien debemos tener la formación necesaria en temas de gestión de recursos económicos, humanos y pedagógicos", dice Alcalá

"La dirección tomará un enfoque más sólido y con nuevas funciones, sobre todo, en el tema del personal, y no está de más conocer de antemano estos aspectos", explica Francisco Salmerón, que se ha apuntado al curso y dirige la Escuela Joan Sellarès i Pla de Sabadell. Tana Serra, jefa de estudios de la Escuela Vila Olímpica, en Barcelona, también se ha inscrito. "Pienso que podré mejorar la formación sobre la gestión de personal y las tareas administrativas, y reforzar el liderazgo como directivo", dice Serra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de noviembre de 2010