Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:PATÉ DE CAMPAÑA | ELECCIONES CATALANAS | Faltan 4 días

Así no hay quien trabaje

Tras los vídeos pornos y la España que nos roba la cartera, por fin hemos llegado a lo que de verdad nos caracteriza como colectivo: la chapuza. Pepe Gotera y Otilio no la habrían liado más gorda que nuestros líderes con el asunto del debate. Uno, Mas, en su mejor vena chulesca, retando a Montilla a celebrar el encuento allí mismo, en TV-3, el domingo por la noche, aprovechando el plató y el moderador, aquí te pillo, aquí te mato, como si no existieran programaciones, conciliaciones laborales y, por encima de todo, normas electorales. El otro, Montilla, olvidándose de su antigua exigencia de un segundo debate en castellano y citando al trapo "para uno de estos días", como quien queda a tomar unas cañas, olvidando que se necesitan no menos de cinco para que la autoridad competente dé su beneplácito, según una ley que debiera conocer. La irresponsabilidad de que han dado muestra ambos dice poco de su supuesta eficiencia para liderar la salida de la crisis.

Al final, como consumidores de campaña, nos hemos quedado sin el mejor plato, que es el cara a cara televisivo. Mas y Montilla nos han mareado hasta donde han podido en los días pasados y finalmente parecieron renunciar, hasta que un calentón barriobajero en TV-3 reavivó la riña de gatos, con permiso de Eduardo Mendoza. Consecuencia: el de ayer fue sin duda uno de los días más improductivos en las redacciones de los medios, las sedes de los partidos, las compañías que montan actos de campaña y vayan a saber cuánta gente más. Toda previsión se fue a tomar viento. Sin ir más lejos, este humilde fabricante de patés no las tenía todas consigo, mientras les escribía, de que a última hora no le mandaran a Sant Joan Despí a cubrir el debate, con lo cual este billete hubiera sido sustituido por otro todavía más chapucero. "Así no hay quien trabaje, jefe", diría Otilio a Pepe Gotera, mientras se tomaban unas cañas en el bar de la esquina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de noviembre de 2010