Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oscuridad ronda a Berlusconi

Los jueces de Sicilia detallan en una sentencia que un senador próximo a Il Cavaliere colaboró con la mafia

Era el puente entre la Cosa Nostra y Silvio Berlusconi. El "específico canal de conexión" entre Il Cavaliere y la mafia siciliana. Este fue el papel del senador Marcello Dell'Utri, según los jueces del Tribunal de Apelaciones de Palermo, que el 29 de junio le condenaron a siete años de cárcel por complicidad con una asociación mafiosa. En la noche del viernes los magistrados entregaron el texto con la motivación de la sentencia y ayer los medios italianos la difundieron.

Íntimo y viejo amigo del primer ministro italiano, Dell'Utri fue condenado por primera vez en 2004 a nueve años de cárcel. Colaborador en los negocios siempre fiel, compañero político desde la fundación de Forza Italia (formación con la que Berlusconi ganó sus primeras elecciones en 1994), sigue hoy en el cargo de senador del Pueblo de la Libertad. No ha pasado ni un segundo en la cárcel y goza de la solidaridad de su partido.

Marcello Dell'Utri fue el "canal" con la Cosa Nostra, según el tribunal siciliano

Frente a las cámaras de televisión no ha alterado su sonrisa afilada y declara confiar en que el Tribunal Supremo, ante el cual recurrió la sentencia, establecerá su completa inocencia. Un portavoz del Gobierno dijo ayer que no habría comentarios inmediatos sobre la sentencia. Los procesados y condenados vinculados al primer ministro siempre han negado las acusaciones de vínculos con la mafia.

Los jueces de Palermo, en cambio, consideran que "aportó una fehaciente y válida contribución a la consolidación y el reforzamiento" de la mafia siciliana, al servir de conexión entre sus responsables -sobre todo il principe Stefano Bontade- e Il Cavaliere, cuando este era solo un rico empresario emprendedor y con buenas perspectivas. La Cosa Nostra quedó así "conectada", según los magistrados, con "una de las más prometedoras realidades empresariales de la época, que pocos años después se transformaría en un verdadero imperio financiero y económico". En el caso del senador, ha quedado "configurado con certeza el delito asociativo" con mafiosos, por el que fue investigado.

Dell'Utri introdujo en la mansión de Il Cavaliere en Arcore, en las afueras de Milán, a un oscuro personaje, Vittorio Mangano, condenado por asesinato. Entre 1973 y 1975 este siciliano se encargaba en teoría de los establos de la residencia de Berlusconi. Pero su verdadero trabajo -según el tribunal- consistía en velar por su seguridad. El caso contra Dell'Utri es anterior a la presencia de Berlusconi en la política, que se produce en 1992.

El texto de la sentencia se hace público pocas semanas antes de que Il Cavailere se enfrente, el 14 de diciembre, a un voto de confianza en el Parlamento y puede verse obligado a adelantar los comicios legislativos.

El Tribunal Constitucional, mientras tanto, debe decidir sobre la validez de la ley que le ha permitido hasta ahora esquivar los juicios por corrupción que tiene pendientes en Milán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de noviembre de 2010