El 'lehendakari' evita respaldar por completo al director de ETB

"Hay cosas que comparto más y otras que comparto menos", dijo sobre él

El lehendakari, Patxi López, evitó hacer ayer un respaldo inequívoco y cerrado de las denuncias realizadas en una entrevista periodística hace dos semanas por el director de ETB, Miguel Ángel Idígoras. "Me pregunta si comparto una serie de declaraciones del director de ETB y la respuesta es que, como ante cualquier otro tipo de declaraciones, hay cosas que comparto más y otras que comparto menos", le contestó al portavoz del PNV, Luke Uribetxebarria, que le pidió su opinión sobre ellas.

La postura ayer del lehendakari da la pista sobre la existencia de sus más y sus menos sobre las declaraciones de Idígoras, tanto en la propia EITB, como en el Gobierno. Hay quien las considera excesivas e imprudentes, por más que respondan a la realidad, cuando no se pueden respaldar con pruebas, por un lado; y quien, por otro, cree que son reveladoras de una actitud de impotencia ante las resistencias halladas por la nueva dirección en un personal mayoritariamente afecto al nacionalismo.

López sí detecta "boicot" para "desviar audiencia" a medios privados

Más información

El lehendakari defendió que la dirección de EITB "no está sujeta a la disciplina del Gobierno", y señaló expresamente al escaño del anterior director general, Andoni Ortuzar, quien, recordó, "hoy preside el PNV en Vizcaya". "Puede gustarles o no la nueva dirección", dijo al PNV, "pero me reconocerá que hemos roto formalmente la disciplina jerárquica a un partido por parte de la dirección de un ente público. Lo anterior era escandaloso", zanjó.

El peneuvista fue uno de los tres portavoces que ayer inquirieron a López sobre asuntos relativos a EITB. Los otros fueron Aralar, que pidió que se elimine del proyecto de presupuestos referido al ente la referencia al pacto PSE-PP, y EA, que preguntó sobre el episodio de dos redactoras que fueron amonestadas por una información sobre el aniversario del Estatuto. El ente fue así protagonista en gran parte de la sesión de control, del mismo modo que ha ocupado en los últimos tiempos primeras páginas de medio informativos.

El lehendakari recibió por parte del parlamentario del PNV el reconocimiento de haber sido el único dirigente socialista en realizar una mínima autocrítica. Se refería a unas declaraciones en las que López señala que algo se estaría haciendo mal en EITB para cosechar la importante caída de audiencia que sufre. Pero del mismo modo que no hizo suyas las declaraciones de Idígoras, en las que este acusó a elementos de la izquierda abertzale y sectores del PNV dentro de la casa de estar "incendiando" ETB, aludió al "ruido para desprestigiar a la nueva dirección", la primera no nacionalista que ha tenido el ente. Y también echó en cara al portavoz del PNV la existencia de foros que piden abiertamente el "boicot" a las emisoras públicas para desviar su audiencia a otras privadas. Por supuesto, no citó ninguna en concreto, pero es obvio que el grupo que constituyó el PNV al perder el control de los medios públicos está en el centro de las sospechas. "Es evidente que dentro de esa inmensa mayoría de buenos profesionales en ETB, también hay quien en estos momentos está jugando a hacer ruido, para seguramente, desprestigiar a la nueva dirección. Y desde fuera también, hay quienes intentan desviar audiencias a costa de lo que sea, a otras opciones privadas", dijo. El portavoz del PNV centró su crítica en la caída de las audiencias y supuestas "ofensas" a los trabajadores y pidió a López que tome cartas en el asunto.

Por su parte, el portavoz de Aralar, Mikel Basabe, sorprendió a todos alabando el ejemplo de RTVE, en el que mencionó expresamente a Zapatero, en contraste con su crítica a la mención del pacto PSE-PP en los presupuestos de EITB. Basabe pidió que se retire, pero el lehendakari le solicitó hacer "una lectura calmada" de esa referencia. Lo que se dice es que las cadenas han desarrollado una línea editorial de "respeto y defensa del marco institucional, difusión de valores democráticos y atención a las víctimas" y que esos son valores del acuerdo PSE-PP, pero asumibles por todos.

La consejera, Blanca Urgell, denunció, en respuesta a EA, la campaña de "acoso y derribo" contra EiTB que está afectando a su situación interna. Sobre el episodio de las dos trabajadoras, recordó que quedó en sendos apercibimientos.

Absentismo en la Ertzaintza

El índice de absentismo laboral en la Ertzaintza ha bajado del 12% al 9,35% en nueve meses, según los datos facilitados ayer por el consejero de Interior, Rodolfo Ares, en el Parlamento vasco. Pero el PNV no le cree. El parlamentario jeltzale Mikel Martínez cree que Ares "trampea" los datos.

En febrero pasado, la Ertzaintza registraba un absentismo del 12% de los agentes, lo que se traducía con una media de 900 bajas al día. Poco después, Ares propuso a los sindicatos del cuerpo crear una Mesa de Absentismo para buscar soluciones.

Martínez advirtió ayer de que Interior no ha computado las licencias al dar el dato de octubre y por eso, dice, el dato de Ares "no es real", ya que, "a la hora de fijar la tasa en el 9,35% no ha computado las licencias concedidas, mientras que, en toda la serie correspondiente a este año y anteriores, se ha venido incluyendo".

Ares puntualizó que la inmensa mayoría de ertzainas acuden al trabajo, pero añadió que "todos debemos empeñarnos en reducir las altas tasas de absentismo" pidiendo también al PNV que "arrime el hombro" en este objetivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 20 de noviembre de 2010.

Lo más visto en...

Top 50