Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES CATALANAS | Faltan 9 días

El PP propone un profesor en catalán y otro en castellano en la misma aula

Los populares descartan segregar a los estudiantes por su lengua materna

El Partido Popular se ha decidido finalmente por concretar su modelo lingüístico para las escuelas catalanas tras años de calculadas vaguedades e indefiniciones sobre si segregar o no a los alumnos por su lengua materna. Alicia Sánchez-Camacho presentó ayer sus propuestas sobre educación, que prevén, entre otras medidas, otorgar mayor libertad de elección de centro e idioma a los padres. Estos podrían escoger la lengua vehicular en que se eduque a sus hijos, pero solo en la etapa infantil (hasta los seis años). Tanto si es en catalán como en español, los alumnos asistirían juntos a la misma aula, pero con profesores diferentes según el idioma de elección, lo que irremediablemente conduciría a un ostensible incremento de las plantillas docentes. Este sistema está previsto en la legislación actual, pero con un único profesor en el primer curso.

A partir de los seis años -educación primaria y secundaria- las asignaturas se impartirían en catalán y español con un mínimo del horario lectivo del 33% para cada lengua. Este porcentaje podría aumentarse en función de la realidad lingüística de cada centro, es decir, si en el uso habitual de los estudiantes una de las lenguas predomina sobre la otra. El tercio del tiempo restante se dedicaría al inglés y, una mínima parte, a otra lengua extranjera.

Sánchez-Camacho negó que el castellano esté "infravalorado" en el sistema educativo catalán, pero precisó que, con el tripartito de izquierdas, únicamente puede estudiarse en "situaciones excepcionales". Y exhortó al próximo Gobierno a cumplir la ley para que todos los centros impartan la tercera hora de castellano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de noviembre de 2010