La crisis del euro | La reacción de los mercados

La UE fracasa en el intento de aprobar el Presupuesto de 2011

Los investigadores y los estudiantes serán los más afectados

Reino Unido ha desbaratado de nuevo la agenda europea. Si no se produce un milagro en la próxima cumbre, los 500 millones de ciudadanos de la Unión deberán conformarse en 2011 con el mismo presupuesto europeo que este año. Las negociaciones entre el consejo (los representantes de los Estados) y el Parlamento acabaron en un rotundo fracaso ante la intransigencia de un reducido número de Estados en un movimiento capitaneado por Reino Unido y secundado por Holanda y Suecia.

El fracaso de las negociaciones hay que atribuirlo sin duda a estos tres países después de que los eurodiputados renunciaran a su reivindicación de pedir un aumento del gasto del 6,1% y aceptaran el 2,9% fijado por el Consejo. El Parlamento exigía solamente un compromiso que le asegurase su participación en las negociaciones de las nuevas Perspectivas Financieras (2014- 2020), amparándose en los nuevos poderes que le concede el Tratado de Lisboa. Estas negociaciones implican la discusión de los futuros recursos propios de la UE entre los que se baraja la implementación de un nuevo impuesto europeo, una tasa a las compañías aéreas o las transacciones financieras. Cualquiera de esas iniciativas produce urticaria en el Gobierno de Cameron, cuya obsesión es minimizar el gasto europeo y capitidisminuir sus poderes políticos.

Más información

El comisario de Programación Financiera y Presupuesto, Janusz Lewandowski, lamentó la falta de acuerdo y recordó que "el presupuesto europeo no es para Bruselas". "Es", añadió, "para los ciudadanos, las empresas, los investigadores, los estudiantes, las comunidades rurales, las ciudades y las regiones de la Unión".

El presidente de la Comisión, José Manuel Barroso, expresó "su profunda decepción" y lamentó que "un pequeño número de Estados miembros no estén preparados para negociar con un espíritu europeo".

De acuerdo con el Tratado, los Estados recibirán el año próximo cada mes una doceava parte del Presupuesto de 2010. Ello supondrá que no habrá fondos para las nuevas actividades, como el Servicio de Acción Exterior, las agencias de supervisión financiera o los nuevos proyectos de investigación. Los agricultores no se verán afectados, porque recibirán las subvenciones de los Estados, pero sí estos, que deberán anticipar a principios de año los pagos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción