Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid premia a los privados al subir las deducciones por enseñanza

Los colegios privados llevaban mucho tiempo pidiéndolo y, finalmente, se lo han concedido. La Comunidad de Madrid, pionera en permitir deducciones para los gastos de enseñanza obligatoria no gratuita, acaba de incrementar las ayudas. En el anteproyecto de Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de 2011, que anunció la semana pasada y aprobará previsiblemente en el último pleno del año, la Comunidad amplía los tramos de renta y la cuantía que recibirán los padres.

Acade, patronal de centros privados, pedía insistentemente esa subida porque las ayudas previstas desde 2009 dejaban fuera a su público. El Gobierno de Esperanza Aguirre triplica los 10.000 euros anuales de renta por miembro de la familia a 30.000 para desgravarse. Y casi duplica de 500 a 900 euros la ayuda anual por hijo.

Es la única región que aplica estas ayudas, según estimaciones de Acade y fuentes del sector. La medida coincide con una caída de casi el 5% del presupuesto de Educación, que será de 4.548 millones. Y llega después de que sindicatos, oposición y directores de centro hayan denunciado la supresión de 2.500 profesores interinos para este curso. El argumento es que los padres con hijos en centros privados "pagan dos veces por la educación", según la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre.

Críticas

"La explicación de la presidenta es demagógica porque esos padres lo hacen voluntariamente", critica José Luis Pazos, presidente de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (FAPA) Giner de los Ríos, mayoritaria en el sector público. "Las familias deben asumir esos costes porque, si aplicamos esa receta a todos los niveles, desembocaríamos en una sociedad en la que los impuestos dejarán de existir y cada cual deberá pagar lo suyo", añade.

"Es un premio a las familias que eligen la escuela privada. La presidenta aplica su ideario neoliberal: menos impuestos a la gente que más tienen", según la diputada socialista en la Asamblea de Madrid, Fátima Peinado. "Esta subida es una burla en un momento de crisis para todos", según la diputada de IU, Laly Vaquero. "Estas ayudas son insolidarias, fiscalmente regresivas y se llevan a cabo a costa de importantes recortes en la enseñanza pública", critica el secretario de Enseñanza de CC OO en Madrid, Paco García.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de noviembre de 2010