Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TSJA blinda el Algarrobico contra cualquier actuación urbanística

El alto tribunal insiste en que el paraje debe considerarse no urbanizable

"Ninguna actuación urbanística puede ser acordada o autorizada en la zona". El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha despejado las dudas que pueda haber sobre qué acciones se pueden acometer en el paraje del Algarrobico, en el parque natural de Cabo de Gata (Almería). En un auto fechado el 28 de octubre el alto tribunal recuerda que la zona en el que se levantó el polémico hotel -actualmente paralizado- estaba considerada ya como un "espacio natural protegido, no urbanizable" en el PORN (Plan de Ordenación de los Recursos Naturales) del parque de 1994.

El TSJA había advertido en mayo de este año al alcalde de Carboneras, Cristóbal Fernández (PSOE), de que podía incurrir en un "delito de desobediencia" si autorizaba cualquier actuación urbanística en la zona. El Ayuntamiento de esta localidad recurrió aquella providencia de mayo argumentando que en 1997 se realizó una supuesta modificación del PORN que desprotegía la zona y la declaraba como "suelo urbanizable".

El Ayuntamiento de Carboneras pidió una protección menor de la zona

Sin embargo, el TSJA rechaza ahora esta interpretación y solo da por buena la zonificación que se fijaba "en los planos que fueron objeto de publicación con el PRON del parque en cuestión de 1994", en los que se señala que la zona está protegida y es "no urbanizable".

El TSJA no permite así que se puedan llevar a cabo actuaciones en la zona hasta que se resuelva el pleito sobre el PORN del parque de 2008, que actualmente está en suspenso. El tribunal ya ordenó hace dos años mantener la "protección que tenía en el anterior PORN", el de 1994.

En noviembre de 2009, Greenpeace denunció ante el TSJA que el Ayuntamiento de Carboneras había comenzado los trámites para "cambiar la clasificación de El Algarrobico y convertirlo en urbanizable" a través de la adaptación de las normas subsidiarias a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA). El Consistorio decidió hacerlo al interpretar que, cuando el TSJA decidió suspender el PORN en 2008, el plan que regiría en la zona a partir de ese momento sería el modificado en 1997, que permitía la edificación del hotel. El TSJA rechaza ahora este razonamiento y, según señaló ayer Greenpeace, incide en que los planos de 1997 "carecen de validez jurídica alguna ya que no fueron publicados en el BOJA, ni fueron sometidos a exposición pública o que no los aprobó el Consejo de Gobierno andaluz". La organización ecologista instó a la Junta de Andalucía a "reconocer que los terrenos no son urbanizables".

Por su parte, el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, insistió ayer en que el objetivo del Gobierno autonómico es "recuperar ese territorio para el uso y disfrute de los ciudadanos". Medio Ambiente "no quiere que se construya ese hotel", añadió el consejero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de noviembre de 2010