Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Erne se consolida como primera central de la Ertzaintza pese a perder votos

Los sindicatos profesionales ganan representación tras las elecciones internas

El sindicato independiente Erne confirmó ayer su primacía en la Ertzaintza y ratificó su condición de central mayoritaria de la policía vasca tras el recuento de los más de 6.300 votos emitidos en las elecciones del jueves, que concluyeron a medianoche de ese día. Recabó el 35% de los sufragios, tres puntos menos que en la convocatoria de 2006, pero aumentó su distancia respecto a ELA, segunda fuerza, con el 22% de los apoyos. La organización nacionalista y CC OO fueron las grandes perjudicadas de una cita de la que salieron reforzados los sindicatos minoritarios.

El incremento del voto adelantado no derivó en un aumento de la participación, que sí volvió a ser muy elevada y se situó en torno a un 83%, reflejo, quizá, del decisivo horizonte al que se enfrenta un cuerpo necesitado de recursos en época de vacas flacas. El consejero de Interior, Rodolfo Ares, destacó el "compromiso" de los ertzainas al acudir "de forma masiva" a las urnas y manifestó su deseo de mantener una "fructífera relación" con los sindicatos, a los que citará para una reunión "a la mayor brevedad posible", quizá la próxima semana.

Esan se confirma como la alternativa nacionalista ante el descenso de ELA

Sipe desbanca del cuarto puesto a CC OO, que pierde dos delegados

La atomización de fuerzas se presenta como un obstáculo a la unidad sindical

Interior tendrá que buscar desde ahora acuerdos a varias bandas

Erne hizo valer el peso de sus afiliados (más de 3.300 agentes sobre un total de casi 7.800) para imponerse en los tres territorios con un tercio de los votos y sumar 22 de los 60 delegados en liza. Despejó así la incertidumbre generada tras las acusaciones de "seguidismo" vertidas por otras centrales tras la llegada del PSE al Gobierno.

El cansancio de la plantilla ante la insatisfacción de sus demandas laborales sí ha redundado, sin embargo, en un pequeño castigo para el sindicato mayoritario, que se ha saldado con 131 sufragios y dos representantes menos que en los comicios de hace cuatro años.

Tras conocer los resultados, la central independiente se ratificó en su "apuesta por liderar" las reivindicaciones laborales en la Ertzaintza y marcó territorio al recordar la concentración de protesta prevista para el próximo 9 de noviembre frente a la sede de Lehendakaritza. El aumento de la plantilla y la necesidad de un nuevo convenio, ya que el actual suma tres años de prórroga, figuran como principales demandas a las que tendrá que hacer frente Interior en los próximos meses.

El mayor castigo se lo lleva ELA, que no ha podido frenar el descenso de sus apoyos y pierde cinco delegados. Ello se debe en parte al auge de su escisión, Esan, que crece hasta superar el 12% y se convierte en la alternativa nacionalista más beligerante con la consejería. ELA insistió ayer en su exigencia de una "policía democrática" y con "condiciones de trabajo dignas", mientras que Esan celebró el "gran éxito" de sus resultados y abogó por la unidad sindical para sacar adelante las reivindicaciones de la plantilla.

La atomización de fuerzas dificultará la unanimidad reclamada. Junto a las tres organizaciones ya citadas, Sipe entra a formar parte también del Consejo de la Ertzaintza, el órgano en el que se debaten los asuntos relacionados con la gestión del personal. Lo hace en virtud de su condición de cuarta fuerza, puesto al que se ha aupado con el 10% de los votos y siete representantes

Gracias a su labor en los tribunales contra las decisiones de Interior, logra desbancar a CCOO, que ayer no tuvo reparo en atribuir su descenso a un "castigo" generalizado a los sindicatos que en los cuatro últimos años se han encargado de negociar las condiciones de la Ertzaintza con el departamento.

Comisiones Obreras pierde casi una tercera parte de su respaldo y se convierte en una organización minoritaria, pese a lo cual mantiene seis delegados y su representación en la mesa de negociación de la policía vasca. Solo se queda fuera de ella Euspel, pese a su crecimiento con respecto a 2006 y a que es la segunda fuerza en Álava, por delante de ELA.

El escenario, en definitiva, se mantiene pese a la división de fuerzas derivada del hartazgo entre los agentes, que han optado por insuflar nuevos aires a sus órganos de representación laboral. Erne seguirá siendo la principal referencia de los ertzainas, aunque la consejería que encabeza Rodolfo Ares se verá abocada a buscar los acuerdos a varias bandas.

Días libres regulados

El Tribunal Superior vasco ha ratificado la regulación de los días libres por asuntos particulares en la Ertzaintza al rechazar un recurso de CC OO contra el decreto de Interior que establece la forma de disfrutar de este derecho. El departamento recordó ayer que es la segunda decisión judicial que se produce a este respecto, ya que el mes pasado se desestimó un recurso similar que había presentado la central Sipe.

La última sentencia, fechada el 15 de octubre, considera que la medida fue adoptada por la consejería "tras el preceptivo proceso" de debate con los sindicatos y trasladando de manera "correcta" la regulación de los días libres acordada en la mesa general de negociación.

El recurso de CC OO alegaba que no se había producido una negociación efectiva y que el decreto alteraba lo acordado con Interior. El fallo sostiene, sin embargo, que "no se ha acreditado que no hubiera existido un procedimiento negociador de buena fe, ya que no constan propuestas concretas de los sindicatos que hubieran requerido un pronunciamiento expreso por parte de la Administración".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de octubre de 2010

Más información