Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ripoll pidió un millón por la contrata

El presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, del PP, imputado en el caso Brugal, entre otros delitos por cohecho y tráfico de influencias, pidió un millón euros al contratista Enrique Ortiz "como condición" para autorizar definitivamente el cambio de ubicación de la planta de basuras del plan zonal de La Vega Baja. La contrata fue adjudicada, en enero de 2008, a una UTE (Unión Temporal de Empresas) integrada por Cespa-Ortiz. La planta se levantaría en la finca Lo Cartagena, en el término de Orihuela. Meses después, la Diputación cambió el emplazamiento a una finca contigua, propiedad del industrial Ángel Fenoll. Ortiz y Fenoll están imputados en el caso Brugal por cohecho, fraude y tráfico de influencias.

El fiscal anticorrupción, en su escrito del 25 de mayo de 2010, señala que Ripoll solicitó a Ortiz "en una reunión en el despacho oficial de la Diputación que pague un millón de euros del primer plazo del acuerdo de compraventa de los terrenos de Fenoll como condición para que se apruebe oficialmente la nueva ubicación de la planta".

La investigación mantiene que Ripoll recibió por la contrata dos pisos o su equivalente en metálico, un millón de euros. El supuesto cohecho está relatado en el auto de inhibición de esta pieza del sumario firmado por el instructor el 12 de julio de 2010. "[...] Y se traduciría en una final compensación a José Joaquín Ripoll, que bien se cuantificaría en una suma aproximada de un millón a través del intermediario Rafael Gregori [amigo de Ripoll] o bien en la entrega de dos viviendas en construcción en el centro de la ciudad de Alicante", recoge el auto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de octubre de 2010