Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

José Blanco: "Estamos a punto de acabar con la banda"

El vicesecretario del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, aprovechó ayer el entusiasmo suscitado por el cambio de Gobierno para asegurar que ETA está en sus estertores. "La legislatura pasada, [los dirigentes del Partido Popular] recorrieron España, de norte a sur, de este a oeste, diciendo que se rompía España y que nos arrodillábamos ante ETA. Hoy España está más unida que siempre, y con ETA estamos a punto de acabar", dijo.

El número dos del PSOE dedicó parte de su intervención en un foro celebrado en Málaga a arremeter contra la estrategia política del presidente del PP, Mariano Rajoy, al que pidió que "mueva ficha" y desautorice al alcalde de León, Francisco Javier León de la Riva, por sus declaraciones "machistas, sexistas y repugnantes" en las que descalificaba a Leire Pajín, recién nombrada ministra de Sanidad. "Su silencio es un guiño a los enemigos de la igualdad", afirmó. Minutos después aseguró que a los dirigentes del PP "se les ve el plumero" al culpar al Gobierno de la crisis económica. Y añadió: "Aunque a Mariano Rajoy no es difícil".

"Patriotillas de hojalata"

Durante su intervención, de unos 25 minutos, defendió el acuerdo alcanzado por su partido con el PNV y Coalición Canaria para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estados. "Ellos [el PP] dan lecciones de patriotismo todos los días. (...) Pero en momentos de crisis los partidos nacionalistas han demostrado que tienen más sentido de Estado que esos patriotillas de hojalata", mantuvo.

Desde Linares (Jaén), donde asistió a un acto del PP, Rajoy, por su parte, volvió a insistir en la idea de que el Gobierno pretende remontar las encuestas "generando tensión" con su partido, cuando, según el líder de la oposición, "la única forma de darles la vuelta es hacer lo que no saben hacer, gobernar bien", informa Efe.

El presidente del PP quitó importancia a la amplia remodelación del Ejecutivo al señalar que "como los anteriores [Gobiernos] no ha traído ni una idea, ni una solución, simplemente se ha limitado a arremeter contra la oposición". Esa actitud del PSOE, según Rajoy, es equivocada porque, a su juicio, lo que deben aportar los gobiernos son "soluciones y no tensiones". "España no necesita ni tensión ni dramatismo, sino un Gobierno que sea capaz y resuelva los problemas de los españoles", añadió para después zanjar: "Si ellos quieren radicalizarse, yo no, porque no conviene a España".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de octubre de 2010