Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:

Comprendiendo mejor el desempleo

Peter Diamond, Dale Mortensen y Christopher Pissarides comparten este año el Premio Nobel de Economía por "sus aportaciones al análisis de mercados con imperfecciones en los procesos de búsqueda", entre los cuales el de trabajo ocupa seguramente el lugar principal. Sus investigaciones han construido una visión del mercado de trabajo como un lugar en el que los trabajadores buscan empleo tratando de seleccionar la mejor oferta entre las disponibles y las empresas buscan cubrir sus vacantes con el mejor trabajador posible entre los disponibles. Esas búsquedas distan mucho de estar libres de problemas ("fricciones"), de manera que lo normal es que las duraciones del desempleo sean demasiado largas, en el sentido de que más tiempo buscando no mejora el tipo de puesto que finalmente ocupa el trabajador. Así pues, gracias a ellos entendemos mucho mejor las ineficiencias sociales que genera el desempleo.

Cuantas más ineficiencias acumulen los procesos de búsqueda, mayor será el volumen de paro

Este enfoque explica la tasa de paro como el resultado de fenómenos que suceden a lo largo del tiempo. En la jerga económica, se trata de un análisis del desempleo desde la perspectiva de los flujos del mercado de trabajo, que es un planteamiento omnipresente en la investigación actual (teórica y empírica). Este marco muestra de qué forma la tasa de paro está determinada por la creación y destrucción de puestos de trabajo o cómo actúa la intermediación laboral (privada y pública) en la reducción del paro acortando los periodos de búsqueda de trabajadores y empresa. Central en sus teorías es el concepto de desempleo de equilibrio (un volumen de paro al que la economía tiende en el medio plazo). No deja de ser un concepto algo controvertido, sobre todo cuando se le denomina "desempleo natural", porque tiene poco de natural y mucho de económico y social. Lo importante es que no se trata de un volumen de paro al que estemos condenados, sino al que tenderemos si no hacemos nada o si solo actuamos en el corto plazo. Tampoco todas las economías tendrán el mismo nivel de desempleo de equilibrio; cuantas más ineficiencias acumulen los procesos de búsqueda en una economía mayor será ese volumen de paro de medio plazo. Por tanto, las políticas no solo tienen que intentar disminuir la tasa de paro a corto plazo sino que es imprescindible tener políticas dirigidas a reducir ese volumen de paro al que la economía tiende en el medio plazo.

Buena parte de los trabajos por los que se les otorga el Premio Nobel a estos tres autores vieron la luz en torno a los años ochenta del siglo XX; es decir, se elaboraron como respuesta al fenómeno del desempleo elevado y persistente de aquellos momentos. Comprender bien un problema es el primer paso para diseñar medidas que permitan atajarlo. Las investigaciones de estos tres autores nos enseñan que el desempleo no es una excepción a esa regla. Sus aportaciones son un elemento más para mejorar las políticas contra el desempleo de hoy en día.

Miguel Ángel Malo es profesor de Economía Laboral de la Universidad de Salamanca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de octubre de 2010