Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Nobel de Economía premia a tres estudiosos del mercado de trabajo

Diamond, Mortensen y Pissarides modelizaron las fricciones para casar oferta y demanda - Las prestaciones generosas aumentan el desempleo, según sus tesis

En tiempos de crisis en los que el paro se ha convertido en un grave problema mundial, tres expertos en desempleo y en las ineficiencias del mercado de trabajo han sido los elegidos este año por la Real Academia Sueca de Ciencias para recibir el Nobel de Economía, dotado con 10 millones de coronas suecas (1,08 millones de euros). Se trata del británico-chipriota Christopher Pissarides, de 62 años, y de los profesores estadounidenses Dale Mortensen, de 71 años, y Peter Diamond, de 70, este último propuesto por el presidente de EE UU, Barack Obama, para ser miembro del Consejo de la Reserva Federal, un nombramiento que se ha retrasado después de que algunos senadores republicanos cuestionaran su valía profesional.

Los republicanos cuestionaron a Diamond para ir a la Reserva Federal

Es un premio "muy merecido", según el nobel de 2008, Paul Krugman

Los miembros del comité que entrega el premio dejaron claro que ni las recetas de los tres flamantes premios Nobel sirven para arreglar de forma simple un problema como el del desempleo que afecta a todos los países desarrollados -y a España con especial crudeza-. No obstante, el modelo de los galardonados ha sido usado por algunos economistas del grupo de los 100 para estudiar los efectos del contrato único, con la conclusión de que habría reducido en un 40% el aumento del desempleo durante la crisis.

"La teoría [de los premiados] explica por qué es tan difícil y por qué lleva tanto tiempo, cuando se ha tenido una crisis económica como la que acabamos de tener, volver al pleno empleo", señaló Tore Ellingsen, del comité, en una rueda de prensa en Estocolmo retransmitida por Internet.

El comunicado de la Academia Sueca señala que el premio se les otorga "por su análisis de los mercados con fricciones en la búsqueda". Los tres premiados modelizaron las dificultades para casar la oferta y la demanda en diferentes mercados, particularmente en el laboral. El modelo Diamond-Mortensen-Pissarides (o modelo DMP) ayuda a explicar por qué pueden convivir altas tasas de desempleo con numerosas vacantes sin cubrir y cómo pueden afectar al desempleo algunas políticas económicas. Con la contribución de otros economistas, su teoría de la búsqueda se ha aplicado en otros mercados como el inmobiliario, el financiero o incluso el mercado de los matrimonios.

Diamond, profesor del Instituto de Tecnología de Massachusetts (EE UU), analizó las bases de los mercados de búsqueda. Mortensen, de la Northwestern University de Evanston (Illinois, EE UU), y Pissarides, de la London School of Economics, desarrollaron la teoría y la aplicaron a los mercados laborales. En resumen, Diamond explicó cómo compradores y vendedores o empresas y desempleados tienen dificultades para entrar en contacto. Puesto que los procesos de búsqueda requieren tiempo y recursos, es posible que la oferta y la demanda se encuentren, pero también que lo hagan ineficientemente o que simplemente no logren casarse.

Los galardonados han modelizado cómo esos procesos de búsqueda se ven afectados por las diferentes variables. Una de las conclusiones es que prestaciones por desempleo más generosas dan lugar a un mayor desempleo y a periodos de búsqueda de empleo más largos. Sin embargo, cierto nivel de prestaciones puede no solo aumentar el bienestar, sino también contribuir a un mejor funcionamiento del mercado de trabajo, pues permite prolongar la búsqueda de empleo hasta lograr el resultado más eficiente.

En cuanto a las regulaciones para la contratación y el despido, los autores creen más perjudiciales para el empleo las trabas burocráticas que los costes por indemnización. Los premiados también sostienen que un salario mínimo correctamente fijado puede aumentar al tiempo el nivel de empleo y el bienestar. La mejora de la intermediación laboral, de la cualificación y de las políticas activas de empleo aparece como clave para combatir el desempleo.

Al igual que la falta de movilidad laboral aumenta el desempleo, algunos autores han usado la teoría de la búsqueda para explicar por qué las bajas tasas de divorcio tienden a perpetuarse. En la medida en que hay pocos divorcios, la dificultad de encontrar nueva pareja aumenta y eso puede desincentivar las rupturas.

El premio de economía, oficialmente Premio Sveriges Riksbank en Ciencias Económicas en Memoria de Alfred Nobel, fue creado en 1968. Paul Krugman, que ganó el Nobel de Economía en 2008, felicitó a los ganadores. "Muy merecido", escribió en su blog. Krugman, así como fuentes de la Casa Blanca, aprovecharon para recordar cómo Diamond ha tenido que ser propuesto por segunda vez para el Consejo de la Reserva Federal después de que el Senado devolviese a la Casa Blanca su nominación inicial tras cuestionar los republicanos su preparación para el cargo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de octubre de 2010