Tomás Gómez: "Nadie sobra, ni debe autoexcluirse, todos somos necesarios"

Jiménez: "Estoy segura de que se contará con el caudal de las dos candidaturas"

Tras la batalla toca cierre de filas. El secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, hizo ayer una llamada a la unidad de su partido tras las primarias celebradas el pasado domingo. Gómez se impuso por un estrecho margen a la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, tras siete semanas de una dura campaña. Pero ayer era momento de cerrar heridas. "Nadie sobra, nadie debe autoexcluirse, todos somos necesarios en este proceso. No puedo ofrecer otra cosa más que lo que tengo que es trabajo y que todos caminemos juntos", dijo anoche el candidato socialista a la presidencia de la Comunidad de Madrid durante su intervención ante más de 500 delegados del comité regional del Partido Socialista de Madrid, en su primera reunión tras la ya clave cita del domingo.

Más información

Gómez fue recibido por una gran ovación y aplausos de la mayoría del comité. Y Jiménez le mostró su cerrado apoyo "más allá de nombres y presencias en las listas". Aunque la ministra de Sanidad sí lanzó un sutil recado: "Estoy segura de que Tomás Gómez tendrá en cuenta todo el caudal de fuerza que hemos conseguido con este proceso. Contará con todo el caudal político que han generado las dos candidaturas", señaló a la entrada de la reunión. Luego, ambos líderes se intercambiaron palabras afectuosas y de apoyo mutuo.

Gómez aprovechó, además, para suturar las cicatrices con los miembros de la dirección federal de su partido que apoyaron a Jiménez: "Quiero dar las gracias al secretario general del partido, José Luis Rodríguez Zapatero, por su apoyo y ánimo y al compañero José Blanco por su ánimo para que los socialistas madrileños consigamos nuestro objetivo, que es gobernar en 2011". Y agregó: "Este partido está unido y está en marcha y cuando estamos unidos y en marcha somos imparables".

Gómez pronunció un discurso conciliador y triunfalista: "El pasado domingo, hasta las ocho de la tarde, había dos candidaturas, dos liderazgos, dos proyectos. Cada compañero votó a quien quiso. Hoy ya no hay un 48% o un 52%. Hay un 100% del Partido Socialista de Madrid dispuesto a dar el 100% de su trabajo, de sus ideas y de sus militantes para devolver a la Comunidad de Madrid los valores de la izquierda". Y le pidió un debate ya a Esperanza Aguirre.

Miembros de la candidatura de Jiménez, como Rafael Simancas, ex secretario general del PSM, aseguró en esa línea: "La mayoría ha decidido que nuestro candidato sea Tomás y ahora estamos todos dispuestos para que gobierne en Madrid".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 07 de octubre de 2010.

Lo más visto en...

Top 50