Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Díaz Ferrán cede a la presión y convoca elecciones a la CEOE

El actual presidente no desvela si optará a la reelección a partir de diciembre - La patronal elogia la gestión del empresario al frente de la organización

Los empresarios irán a las urnas para elegir a un nuevo patrón, o quién sabe si al mismo. Gerardo Díaz Ferrán, finalmente sensible a la presión ambiental generada tras la caída como fichas de dominó de sus negocios, les dará la oportunidad de pasar página a sus tres años y medio de gestión, después de que en 2007 relevara por designación directa a José María Cuevas y se convirtiera en el tercer presidente de la CEOE, ratificado en elecciones en 2009.

En este último año transcurrido, su liderazgo ha vivido en la esquizofrenia: por detrás, sectores empresariales han cuestionado su idoneidad como su representante a la vista de cómo ha pilotado las crisis de Viajes Marsans o Air Comet; pero, pese a ese runrún, a la cara nadie tiraba la primera piedra en las citas de los órganos de gobierno de la CEOE.

La catalana Fomento desea que Rosell opte a relevar a Díaz Ferrán

Ayer, avisado de que la cuestión se iba a suscitar si no lo hacía él mismo, Díaz Ferrán -que pactó con sus 21 vicepresidentes el comunicado en que culminó su almuerzo para analizar, en principio, el panorama poshuelga general- "adelantó", según precisa el texto, a su audiencia la decisión de resolver el problema con unas elecciones. Todos coincidieron, sin voces discordantes.

No hubo, pues fricciones, e incluso "unánimemente" los 21 celebraron la "apertura", "transparencia", "modernización" y grado de "participación" de la CEOE de Díaz Ferrán. Quedaba así claro que no se le cuestiona por su labor en la patronal en tiempos de crisis, al ordenar las cuentas, destituir a Juan Jiménez Aguilar, ex número dos, o por plantar cara a la reforma laboral, sino como voz y cara del empresariado.

De inmediato, en la catalana Fomento del Trabajo zumbaron los teléfonos, ya que existe la convicción y el deseo de que la ocasión sea un tren para su actual presidente, Joan Rosell. Este hizo un amago de disputarle la presidencia a Cuevas en la recta final de su largo mandato, pero el clima político crispado que se generó tras el asalto de Gas Natural a Endesa, el Estatuto catalán y el boicoteo al cava le echaron atrás.

Se da la circunstancia de que la propia Fomento vive su proceso electoral interno, y que en él, por primera vez, Rosell tendrá un contrincante, Joaquim Boixareu. "La decisión de Díaz Ferrán es clarificadora", señaló ayer este empresario, que añadió que "obligará a definirse (sobre si se presenta o no) a quien quiera optar a la CEOE". Boixareu aludía así a Rosell, que ve plausible el salto a Madrid aunque en público nunca ha afirmado que busque sustituir a Díaz Ferrán. Los renovadores de Boixareu, que ha reclamado la dimisión de Díaz Ferrán, apoyarían a Rosell, que tiene "casi una obligación moral", en palabras de un dirigente de Fomento.

Las elecciones en Fomento se celebrarán el 18 de octubre -aunque el mandato de Rosell dura hasta el 31 de diciembre-. Será dos días antes de que Gerardo Díaz Ferrán comunique al comité ejecutivo y a la junta directiva de la CEOE su decisión de ir a las elecciones -según los estatutos, desde ese día 20 de octubre deben pasar "al menos 40 días naturales", es decir, que las elecciones pueden ser cuando decida el presidente, a partir de principios de diciembre-. También entonces, "por deferencia a los órganos de gobierno", dijo un portavoz, desvelará si se presenta o no él mismo a la reelección. Ayer no lo hizo. En los últimos días, Díaz Ferrán ha remarcado la posibilidad de optar a una nueva reelección, aunque también había dado por seguro que agotaría su mandato, hasta 2013, y no lo hará.

Confemetal, presidida por Carlos Pérez de Bricio, sí se había mojado en reclamar una dimisión. Ayer, confesó que vería "sorprendente" que Díaz Ferrán volviera a presentarse, en declaraciones a Ep. Las agencias de viajes pidieron que no lo intente.

Las quinielas de candidatos posibles incluyen siempre a Rosell, a Santiago Herrero, presidente de la patronal andaluza que ya rivalizó con Díaz Ferrán en su designación para relevar a Cuevas, y a Jesús Banegas, presidente de AETIC, patronal de la electrónica y las telecomunicaciones. También se barajan las posibilidades de Jesús María Terciado. "Intentaremos que haya un candidato de consenso", señaló uno de los vicepresidentes. En la historia de la CEOE, nunca ha habido más de un candidato. Además del amago de Joan Rosell, el valenciano Pedro Olmos protagonizó otro en los ochenta frente a Cuevas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de octubre de 2010