El partido del presidente palestino rechaza el diálogo si Israel amplía los asentamientos

El comité ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) decidió ayer que no era posible mantener negociaciones de paz con Israel mientras siguieran ampliándose las colonias israelíes en el territorio que, en principio, debería ocupar un futuro Estado palestino. La OLP instó al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, a que diera por concluida la ronda de negociaciones directas iniciada en Washington el pasado 2 de septiembre, bajo el patrocinio del presidente Barack Obama.

Abbas mantuvo, sin embargo, la misma posición de espera que adoptó el 26 de septiembre, cuando el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dejó expirar la moratoria de 10 meses que él mismo había impuesto sobre la construcción en los asentamientos. Abbas había insistido desde la reanudación de las conversaciones en que estas solo serían viables si se prorrogaba la moratoria. Cuando llegó el momento y no se prorrogó, anunció que realizaría diversas consultas antes de pronunciarse de forma definitiva. Una de esas consultas quedó despejada ayer, con la decisión del comité ejecutivo de la OLP. Pero falta al menos otra, la correspondiente a la Liga Árabe, que tiene previsto reunirse el próximo miércoles.

Más información
Nuevas construcciones en Jerusalén Este, otro escollo en las negociaciones de paz entre palestinos e israelíes

Varios miembros de la Liga Árabe proponen que la cuestión de las colonias israelíes en los territorios ocupados sea trasladada al Consejo de Seguridad de la ONU.

Para el presidente de la Autoridad Palestina no resulta fácil abandonar la mesa de negociaciones. Al menos por ahora. Estados Unidos, que junto a la Unión Europea financia la mayor parte de los gastos de la Autoridad Palestina (los países árabes tienden a incumplir sus compromisos de pago), pidió a Abbas que no rompiera el diálogo de paz con Israel al menos hasta pasadas las elecciones parlamentarias estadounidenses, es decir, hasta noviembre, para evitar a Barack Obama un desaire diplomático.

Otros copatrocinadores de las negociaciones, como Egipto, también consideran ahora que la reanudación de la construcción en las colonias israelíes no es motivo suficiente para interrumpir el proceso encaminado a la creación de un Estado palestino.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Netanyahu, por su parte, afirma que una "construcción moderada" en las colonias es compatible con el diálogo. Estados Unidos ha presionado insistentemente en los últimos días al primer ministro israelí para que ordenara una nueva prórroga, pero Netanyahu se ha resistido, alegando que tal medida pondría en peligro la estabilidad de su Gobierno y recordando que durante las anteriores fases de una negociación iniciada hace 17 años siguió construyéndose en las colonias.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS