Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hay cabreo

Plaza de Catalunya, 6.00 horas. La chica manda a la mierda al chico y luego para un taxi. Mientras el chico trata de evitar que la chica suba al coche, un huelguista se acerca al chófer y le envía a la mierda, junto con la chica, el chico y la comunidad autónoma que los acoge. La pancarta okupa con el mote labordetano que cuelga de la fachada del Banco Español de Crédito amplía el ámbito de la mierda al mundo en general y al capitalismo en particular. Hay cabreo.

Canaletes, 6.30 horas. Un mochilero pregunta a dos urbanos cómo ir al aeropuerto. Es informado asépticamente de los servicios mínimos, pero uno suelta: "Había que hacerla antes esta huelga. Me han quitado un 5% del sueldo". Hay cabreo.

Boqueria, 7.15 horas. Amparo Martínez, carnicera, ha decidido mantener echada la persiana: "En 44 años no había visto nada igual. A esta hora en las huelgas de antes había mucha más actividad. Cierro porque no va a venir nadie". Hay cabreo.

Redacción, 8.30 horas. Crónica para la edición digital. Por la tarde, reducción para la edición impresa. El oficio ha cambiado de horarios y formatos. Todo el mercado laboral se ha movido. Pero para las huelgas generales no pasa el tiempo. Hay cabreo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de septiembre de 2010