Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno estudia elevar el IRPF a las rentas de más de 120.000 euros

La tan traída y llevada subida de impuestos para "los que realmente más tienen", que no ha dejado de anunciar el Gobierno desde que aprobó el recorte social más duro de la democracia, empieza a tomar forma. El Ejecutivo estudia añadir un quinto tramo en el IRPF para las rentas a partir de 120.000 o 130.000 euros, según fuentes de La Moncloa citadas ayer por Europa Press. Esas fuentes no concretaron si el nuevo tramo fijará la tributación en el 45% (dos puntos superior el tramo actual más elevado, del 43%) o algo por encima, y no descartaron alguna otra novedad fiscal.

El Ministerio de Economía no confirmó ayer la medida y remitió al Consejo de Ministros del próximo viernes, cuando tiene previsto aprobar los Presupuestos de 2011. Ahora, el IRPF cuenta con cuatro tramos de tributación, con tipos entre el 24% y el 43%. Ese último tramo se aplica a rentas superiores a 53.407 euros. El quinto tramo se añadiría a partir de los 120.000 o 130.000 euros.

Si se confirma, la subida tendrá lugar tras un año en el que el Gobierno socialista ha aprobado un tijeretazo para detener el déficit público: ha congelado las pensiones para 2011, ha recortado los sueldos de los funcionarios y ha eliminado el llamado cheque bebé y la devolución de 400 euros en el IRPF.

Zapatero dijo -pero ha tardado en concretar- que también le llegaría el turno a "los que más tienen". La cuestión es cómo y cuánto: la vicepresidenta económica, Elena Salgado, siempre ha mantenido que la medida no tendrá un fuerte impacto recaudatorio, ya que el porcentaje de contribuyentes afectados es muy limitado. Ayer en el Congreso descartó "modificaciones fiscales sustantivas", pero no "algún pequeño ajuste" para las rentas altas.

Hay un total de 165.638 contribuyentes en España con rentas superiores a los 120.000 euros, que representan el 0,9% del total, pero aportan el 20% de la recaudación total (casi 13.000 millones), según la memoria de la Agencia Tributaria de 2008, con datos de 2007.

Ayer, con el rumor, surgieron los primeros cálculos: las cajas de ahorros calculan que elevar el último tramo del IRPF para rentas a partir de 100.000 euros supondría una recaudación adicional de 185 millones de euros, cifra que disminuye a 104 millones si el tipo se aplica a partir de unos ingresos de 150.000 euros.

El Ejecutivo se suma a cinco comunidades socialistas (Cataluña, Andalucía, Extremadura, Asturias y Baleares) que ya habían anunciado la creación de nuevos tipos marginales del IRPF en el tramo autonómico para los contribuyentes con rentas más altas.

El Gobierno también estudia una subida de las tasas aeroportuarias. Fuentes del sector de las aerolíneas explican que el Gobierno les ha informado de una subida de estas tasas de entre el 10% y el 11%, pero que quedará compensada por una bajada del 7,8% de las tasas de navegación aérea de 2011 (que no queda recogida en los Presupuestos). En global, la subida quedaría en alrededor del 4,5%, según avanzó ayer Cinco Días. AENA, el gestor aeroportuario, no confirmó la subida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de septiembre de 2010