Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La carrera por las primarias del PSM

Gómez: "Este es el proyecto de la gente corriente"

Tomás Gómez se dirigió desafiante al auditorio: "¿Cuántos altos cargos, cuántos ministros, cuántos secretarios de Estado hay aquí?". Nadie levantó la mano. "Nosotros somos ciudadanos normales y corrientes, sufrimos las cosas de la gente normal y corriente y representamos a la mayoría".

En el teatro Buero Vallejo de Alcorcón el secretario general del PSM, ante más de un millar de militantes y simpatizantes, y respaldado por un socialista histórico como Juan Carlos Rodríguez Ibarra, volvió a presentarse como un candidato alejado del poder y cercano a las bases. Cuenta con el apoyo, no obstante, de 105 de los 146 secretarios generales que hay en la región. Aun así, insistió: "¿Pero qué se han pensando que es el Partido Socialista? (...) Este es el proyecto de la gente corriente, la que tiene derecho a cumplir sus sueños". De paso mandó un recado a su rival en las primarias, Trinidad Jiménez: "A mis alumnos en la universidad les digo siempre que aprobarán si trabajan día a día. Estudiando el día antes del examen no van a aprobar".

Lo más novedoso del discurso de Gómez es que anunció que en el caso de vencer en las primarias aplicará la austeridad en la campaña a la presidencia de la Comunidad de Madrid. "Vamos a ganar las elecciones haciendo una campaña limpia y política, pero una campaña sin dinero, no vamos a gastar dinero, dinero que necesita la gente". Y confió en utilizar "los afiliados como maquinaria" para arrebatar la presidencia a Esperanza Aguirre.

Antes, Rodríguez Ibarra, ex presidente de la Junta de Extremadura, dijo que no le gustan mucho las primarias en las que se están enfrentando Gómez y Jiménez, pero puestos a elegir se quedaba con el secretario general del PSM porque era el único que le había llamado. "Y yo voy donde me llaman". "Tomás va a ganar", pronosticó, "porque es el único que estos años se ha preocupado y me ha preguntado cómo se hace un proyecto regional y socialista. Nadie más me ha preguntado".

Ibarra dijo que hay que luchar por cambiar la imagen de Madrid, relacionada con lo "cutre, lo casposo, lo antiguo" por culpa de Aguirre. Además, lanzó un mensaje a sus compañeros: "Estoy orgulloso de pertenecer a este partido que algunas veces tanto me defrauda". El acto acabó con el auditorio en pie al son del Canto de la libertad, de José Antonio Labordeta, fallecido de madrugada. Gómez alzaba a la vez el puño con rabia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de septiembre de 2010