Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La confianza de los empresarios despega levemente

El pesimismo comienza a ceder después de tres años de malos augurios

Los empresarios comienzan a abandonar el pesimismo que han profesado desde que arrancó la crisis. El diagnóstico sobre la situación económica mantiene el signo negativo (con una puntuación de 3,1 sobre 10), pero menos acentuado que hace tres meses, cuando el empresariado valoraba la coyuntura económica con un 2,7. Son datos del último barómetro de la Fundación Ortega Marañón, referentes a septiembre de este año, elaborado para EL PAÍS. Se trata del primer repunte en esta encuesta observado desde abril de 2007, en pleno auge económico.

El sondeo, realizado en la primera quincena de septiembre a un total de 500 empresarios, revela una evolución de la confianza pareja a la marcha de la economía. España salió de la recesión en el primer trimestre del año, con un tibio crecimiento que se confirmó entre abril y junio. Sin embargo, las bases son aún tan débiles que el propio Gobierno ha advertido de que cabe esperar peores resultados para la segunda parte del año. Los empresarios perciben que la economía española se aleja de la crisis, pero de forma demasiado tímida como para certificar la salida del abismo.

Las compañías confían más en su futuro que en el del resto de la economía

Casi la mitad de los patronos cree que sus trabajadores no secundarán la huelga

El 76% considera necesario relevar al equipo económico del Gobierno

Más esperanzadora resulta la valoración que realizan los empresarios de su sector, principalmente de su propia compañía. Los encuestados puntúan con un cinco sobre 10 la situación de su negocio frente a la economía en general, lo que abona la tesis de que el pesimismo se nutre más de factores ambientales que intrínsecos a la propia empresa.

- Confianza. Preguntados sobre el optimismo respecto al futuro, las respuestas son más halagüeñas. La mayor puntuación se registra en cuanto al sector de actividad de cada empresario, con un nota de 4,4 sobre 10. Por encima de la media se sitúan los servicios, el sector más dinámico de la economía, y por debajo, la construcción, el más castigado. En todos los casos las valoraciones mejoran respecto a la oleada anterior.

A pesar de todo, el colectivo empresarial sigue sin vislumbrar el final de la crisis. Una mayoría aplastante (el 79%) cree que aún falta tiempo para que la economía se recupere.

- Huelga general. La encuesta dedica un apartado especial a la huelga convocada para el próximo 29 de septiembre. La mayor parte de los empresarios la cree injustificada, aunque un nada despreciable 42% ve motivos para convocarla. Pese a todo, casi la mitad (un 48%) considera que ninguno de sus trabajadores la secundará, mientras un 26% prevé que una minoría se acoja a ese derecho. El comercio es el sector donde menos incidencia tendrá la huelga, según las percepciones de los empresarios. En consonancia con estas cifras, el 75% considera que la protesta no tendrá éxito.

- Menos miedo al IVA. La entrada en vigor del nuevo IVA (18% en el tipo general y 8% en el reducido) ha mitigado algunos de los miedos expresados antes de su aplicación. En la encuesta de julio, el 63% del empresariado expresaba su temor ante los efectos de la subida del principal impuesto sobre el consumo. Dos meses después de su entrada en vigor, algo más de la mitad (el 52%) cree que el aumento de la fiscalidad ha afectado poco o nada a su negocio. El mayor pesimismo respecto al IVA se registra en los servicios y el menor, en la industria.

- Suspenso al Gobierno. Menos sensible al paso del tiempo se muestra el diagnóstico político de los empresarios. Una gran mayoría (el 74%) sigue considerando necesario cambiar al equipo económico del Gobierno, encabezado por la vicepresidenta y ministra de Economía Elena Salgado, para salir de la crisis. El porcentaje mejora ligeramente el 76% registrado en junio. El 47% de los empresarios cree que ni el PSOE ni el PP están capacitados para gestionar la economía, aunque un 34% se decanta por el PP. El PSOE solo atrae el 10% de las respuestas. La confianza es mayor en este partido respecto al mantenimiento de las prestaciones sociales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de septiembre de 2010