Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arte contra la deportación

Colectivos de gitanos protestan contra las expulsiones en Francia

La denuncia se fundió con el arte en la concentración convocada ayer en Valencia por la Fundación Secretariado Gitano para protestar contra las deportaciones que está llevando a cabo el Gobierno francés contra ciudadanos rumanos y búlgaros de esta etnia.

Algo más de un centenar de personas, entre los que había gitanos españoles y rumanos, se reunieron en la plaza de la Mare de Déu de la ciudad donde sonó el Gelem, Gelem (Anduve, anduve en romaní), considerado como el himno internacional de la comunidad gitana, o la canción Color Esperanza interpretada con el único acompañamiento de los golpes de mano sobre una caja flamenca.

La calle no sólo sirvió de improvisado escenario para la música, sino también para el teatro. Dos actores representaron una divertida parodia de la persecución de la policía francesa a los ciudadanos rumanos. Poco antes, una joven explicó al público congregado la historia de este pueblo, desde su salida de la actual India hasta su asentamiento en distintos países de Europa.

El acto finalizó con la lectura de un comunicado por parte de la directora de la Fundación Secretariado Gitano en Valencia, Dolores Fernández, que reclamó al Gobierno francés paralizar las medidas "absolutamente ilegales" de deportación de población gitana para convertirla en el "chivo expiatorio" de los problemas actuales. "Estas actitudes ensalzan el racismo y los falsos estereotipos", comentó. Además, recordó la necesidad de impulsar las políticas de integración dirigidas hacia este colectivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de septiembre de 2010