Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARTE

Ocho robots invaden Trafalgar Square

El público puede interactuar con las máquinas a través de Internet o presencialmente

Clemens Weisshaar y Reed Kram no son los primeros diseñadores que sucumben al encanto de los grandes robots industriales, pero sin duda son los primeros que han instalado ocho de estos mastodontes en la plaza más célebre de Londres, Trafalgar Square.

Desde hoy y hasta el próximo jueves, el público podrá utilizar los robots tanto presencialmente, en la propia plaza, como a través de Internet, para enviar gigantescos mensajes tridimensionales de luz. La instalación, bautizada Outrace, es una producción del London Design Festival, realizada con la colaboración de Audi, que ha prestado los ocho robots, normalmente empleados en su fábrica de Ingolstadt, tal como se puede ver en el vídeo colgado en la web del proyecto.

Sin embargo, en vez de realizar los repetitivos movimientos de la cadena de montaje, en este caso los sofisticados robots han sido programados para escribir y proyectar mensajes holográficos. De ese modo, tanto los transeúntes como el público remoto podrán controlar estos magníficos ejemplares de máquinas inteligentes enviando un breve mensaje a través de la web.

El mensaje será transcrito en tiempo real mediante la potente luz colocada en el brazo mecánico de cada robot, que utiliza LED y la tecnología del coche de carrera Audi R15 TDI, ganador de las 24 Horas de Le Mans. A pesar de su forma y tamaño, los robots diseñan las letras en el espacio con extrema precisión y elegancia, y cuando han acabado el mensaje, este es inmortalizado por un sistema de cámaras de alta definición que lo convierten en un vídeo listo para compartir en las redes sociales.

Un reto tecnológico

En los últimos 10 años Trafalgar Square ha acogido numerosas obras de artistas de la talla de Anthony Gormley y Thomas Schütte. Sin embargo, según los organizadores del festival, la instalación de este año representa un verdadero reto por su capacidad de establecer un puente tecnológico entre la Semana del Diseño de Londres y el resto del mundo.

"Estas máquinas, que parecen salidas de una novela de ciencia ficción, forman parte del panorama industrial más innovador. Sin embargo, extraídas de su contexto habitual detrás de las paredes de una fábrica y colocadas en Trafalgar Square, se convierten en embajadores de un país extraño, donde se producen las cosas que utilizamos y los coches que conducimos", aseguran los dos diseñadores, que trabajaron tres meses junto con el departamento de robótica de la firma automovilística para desarrollar el sistema que controla las acciones de los robots.

El proyecto se completa con la publicación de un libro con textos inéditos de Bruce Sterling, Joseph Grima y Matthias Ziegler, entre otros.

Kram y Weisshaar, que fundaron su estudio en Múnich y Estocolmo en 2002, son conocidos por sus innovadoras producciones en el campo del diseño industrial, como las Breeding Tables, unas mesas seriadas, pero todas distintas, gracias a un algoritmo y a una impresora tridimensional, que diseñan e imprimen sus patas de formas siempre nuevas y sorprendentes.

OUTRACE: www.outrace.org KRAM & WEISSHAAR: www.kramweisshaar.com LONDON DESIGN: www.londondesignfestival.com

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de septiembre de 2010