Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre mata a su ex pareja en Almería y se suicida

Un hombre de 50 años y natural de Guinea-Bissau asesinó en la tarde del viernes, presuntamente, a su ex pareja sentimental y posteriormente se quitó la vida en su domicilio de Roquetas de Mar (Almería). Los hechos tuvieron lugar a las 18.00, cuando agentes de la Guardia Civil hallaron el cadáver de la víctima, de 39 años, también de Guinea-Bissau, en su vivienda situada en el Camino de Las Losas, una barriada roquetera.

Posteriormente, y siguiendo algunas pesquisas facilitadas por vecinos, los agentes se dirigieron a medianoche al domicilio del presunto asesino, A. C., que fue hallado muerto. Fuentes de la investigación aseguran que se quitó la vida. De momento, no han trascendido más datos del suceso, cuyas investigaciones están bajo secreto de sumario por orden del Juzgado de Instrucción número 5 de Roquetas de Mar.

Según la Guardia Civil, el presunto asesino tenía antecedentes policiales por violencia machista hacia su esposa, quien llegó a denunciarle en varias ocasiones. Incluso, desde la Asociación de Ciudadanos de Guinea-Bissau en Roquetas de Mar aseguran que acababa de salir de la cárcel por este motivo.

Repatriación

El presidente de este colectivo, Calilo Fofana, asegura que conocidos se han puesto en contacto con familiares tanto del agresor como de la víctima residentes en Francia y Portugal para informarles de lo sucedido y, si procede, iniciar el proceso de repatriación de los cadáveres. El agresor residía en esta localidad del poniente almeriense desde hacía 20 años, 10 más que la fallecida, con la que mantenía una relación sentimental.

Esta, según la coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer de la Junta, Águeda Cayuela, no había realizado denuncia previa contra su presunto asesino.

Este nuevo caso de violencia machista eleva a cuatro el número de mujeres víctimas de la violencia sexista en la provincia; la última fue asesinada a puñaladas por su pareja, quien también acabó con la vida del hijo de ambos, de cuatro años. En España la cifra asciende a 47 personas. La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, comparó ayer a estos violentos con los terroristas suicidas al asegurar que tanto unos como otros, "con tal de alcanzar su objetivo, no tienen miedo a terminar con su vida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de septiembre de 2010