Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Santander entra en Europa del Este con la compra del tercer banco polaco

La entidad invertirá 4.240 millones para quedarse con el Bank Zachodni

Emilio Botín sigue aprovechándose de la fortaleza propia y la debilidad ajena. Ayer cerró la compra del 70% del polaco Bank Zachodni (BZ), la tercera entidad del país, que pertenecía al intervenido Allied Irish Bank (AIB), que está obligado a desprenderse de sus filiales en el extranjero. El Santander ha ganado la subasta tras pagar 2.938 millones de euros por el 70% del BZ. La entidad presidida por Botín lanzará una opa por el 30% restante en la que podría pagar 1.240 millones más, por lo que el 100% del banco le costará 4.240 millones.

El BZ Bank tiene 512 oficinas, lo que supone una cuota del 8% sobre el total del mercado. Es un banco comercial con 10.300 millones en depósitos y 9.000 millones en créditos, lo que supone una cuota del 6,4% y el 4,7%, respectivamente. Sumados todos los negocios, la cuota media de la entidad en el mercado polaco es del 5,8%. Cerró 2009 con 222 millones en beneficios.

El Santander pagará unas 14 veces los beneficios previstos de BZ para 2011 y unas 2,5 veces el valor en libros del Zachodni. ¿Es caro o barato? Los analistas no creen que sea ninguna ganga, pero coinciden en que en un entorno de crecimiento económico la adquisición hubiera sido más cara. Entre otros factores porque hubiera habido más competidores en la subasta. El Santander ha pagado una prima de unos 700 millones sobre el valor en Bolsa del 70% del Zachodni.

La compra, añaden desde la entidad, restará 0,40 puntos porcentuales de capital de máxima categoría (core capital), con lo que el Santander se quedará con una ratio de 8,2%, uno de los más altos del sector.

Esta operación supone la primera gran entrada del banco en Europa del Este, después de desechar su presencia en Rusia. El Santander ha escogido un país clave, ya que Polonia representa el 40% del PIB y de la población de Europa del Este. Según las previsiones, la economía polaca, una de las pocas que no han caído en recesión, crecerá un 3% este año.

Botín está aprovechando la crisis para crecer a costa de las entidades arruinadas. Hace un mes adquirió 318 oficinas del nacionalizado Royal Bank of Scotland en Reino Unido por unos 2.000 millones, aunque el pago se hará más adelante. A principios de junio pagó 2.092 millones el 25% que no controlaba del capital del Santander México, en manos del Bank of America. En cuatro meses ha cerrado operaciones que le compromete a realizar pagos de 8.330 millones. Ahora tiene entre manos otra en Estados Unidos: la adquisición del 22% del M&T, que -casualmente- también pertenece al Allied Irish Bank. En Bolsa este paquete tiene un valor de unos 2.000 millones.

El Zachodni tenía otros pretendientes. Entre los extranjeros estaba el todopoderoso BNP francés, que ya está en Polonia con el banco número once. También competía el PKO, la primera entidad polaca, que está controlado por el Gobierno. El Santander se ha podido ver beneficiado de que el PKO tiene un 30% de cuota de mercado y la compra del BZ podía suponer problemas por excesivo control del negocio bancario.

El acuerdo del Santander incluye la adquisición adicional de la participación del 50% que AIB tiene en BZ Asset Management por 150 millones de euros. BZ controla el restante 50%. La entidad gestiona 2.600 millones de euros, con una cuota del 11,2%.

Polonia es un país estratégico para el grupo de Emilio Botín. Desde 2004 está presente en el país a través de la unidad de créditos al consumo -Santander Consumer-, sector en el que ocupa una posición relevante, sobre todo en la financiación de la compra de coches, y donde ya cuenta con 250 oficinas. Tiene una cartera de créditos de 3.400 millones y 1.200 millones en depósitos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de septiembre de 2010