Euskadi deja atrás la crisis al crecer un 0,5% y frenar la caída del empleo

El 'lehendakari' valora el "récord histórico" del turismo, con el 5,8% del PIB

El País Vasco empieza a manejar ya números de crecimiento positivos confirmando que la crisis está quedando atrás, pese a que los datos del empleo siguen siendo negativos. El Ejecutivo acogió ayer con satisfacción el avance del PIB que, por vez primera, es positivo en términos interanuales al crecer un 0,5% en el segundo trimestre de este año -dos décimas menos de lo previsto-, pero sobre todo porque consolida un modelo de desarrollo sostenido durante nueve meses, desde septiembre pasado.

Euskadi "ha salido de la crisis", dijo ayer el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Aguirre, al precisar que el PIB mejoró en el segundo trimestre un 0,3% respecto del trimestre anterior, gracias al impulso de la industria y de los servicios. Los datos de crecimiento de marzo a julio de 2010, publicados por el Instituto Vasco de Estadística (Eustat), le sirvieron al consejero de Economía y Hacienda para augurar una mejoría progresiva en el empleo. El Ejecutivo hará públicos esta semana nuevos datos sobre expedientes de regulación de empleo que evidencian que el número de trabajadores afectados está disminuyendo. Pero, a su vez, la tasa de paro está llegando ya a su límite inferior. El Gobierno estima, no obstante, que todavía caerá el tercer y cuarto trimestre para empezar a recuperarse en los tres primeros meses de 2011. En Euskadi el número de parados se acerca ya a los 130.000, y aunque se está creando empleo, todavía es insuficiente para detener la tasa de paro.

La industria y los servicios, claves en el buen resultado, según el Ejecutivo
Pese a todo, el Gobierno hará unos presupuestos restrictivos para 2011

Precisamente, las principales críticas que recibió el Gobierno tras conocerse los datos del PIB y las reacciones positivas que generó, se centraron en la incapacidad de la economía vasca para generar. Los sindicatos vascos y EB le pidieron a Aguirre que no hable de "salida de la crisis" mientras los "trabajadores no recuperen sus empleos".

El consejero de Industria, Bernabé Unda, ratificó el análisis de su compañero de Ejecutivo, y fundamentó su análisis en la mejora de los datos del comercio exterior y en las encuestas realizadas a los empresarios, que también aprecian una mejoría sustancial en la mayoría de los aspectos de su empresa, desde las ventas hasta la cartera de pedidos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Pero es que, además, la producción industrial lleva subiendo desde el tercer trimestre de 2009, y otros indicadores como el comercio interior, el minorista y los aeropuertos "también están registrando mejoras mes a mes". Junto a todo ello, el consejero de Economía recordó que la evolución de la recaudación fiscal en las diputaciones forales está en ascenso, con ingresos por los tributos concertados, en los primeros meses de 2010, superiores a los esperados. "Aunque en este caso es prudente esperar para poder corroborar que esta tendencia se mantiene en el resto del año", matizó. "Los datos de agosto serán muy indicativos", confirmó, porque se liquida el IVA. El que peor se comporta sigue siendo el Impuesto de Sociedades, ya que sigue cayendo.

El lehendakari, Patxi López, resaltó en una entrevista en la Cadena Ser que la economía vasca es capaz ya de crecer de manera sostenida. Un hecho que proporciona tranquilidad a la hora de elaborar los presupuestos para 2011. Por esa razón, las cuentas públicas dejarán de ser de contención debido a los datos negativos de crecimiento, empleo, consumo y recaudación del pasado, y se convertirán en otras, también restrictivas, pero más enfocadas a reforzar el tejido industrial y el consumo. El Consejo de Gobierno las aprobará el 26 de octubre, y ese mismo día iniciarán el trámite parlamentario. Las directrices para la elaboración de los presupuestos para 2011 se centran precisamente en la congelación salarial, tras la bajada decretada este año, y la reducción del 5% en gastos de funcionamiento, (capítulos 2 y 4), pero manteniendo las inversiones en departamentos como Industria, Educación, Sanidad, y Empleo y Asuntos Sociales. El lehendakari explicó que la clave para salir de la crisis, "de la que Euskadi ya está saliendo", sigue siendo el competir mejor en un mundo globalizado. "Vamos a invertir en planes que mejoren esa competitividad como proyectos de I+D+i, educación y formación", señaló. Todo ello sin olvidar que el crecimiento ha de ser el de "un país sostenible".

Sin embargo, uno de los aspectos que más resaltó el lehendakari fue el turismo. "Ha marcado récords históricos debido a la tranquilidad con la que hemos vivido este verano", dijo, tras señalar que se ha convertido ya en un sector "fundamental" que representa el 5,8% del PIB. En este sentido, destacó que la campaña puesta en marcha por su gabinete para incrementar el número de turistas "ha funcionado" y se ha transformado en un sector "tremendamente serio".

El consejero de Economía, Carlos Aguirre, y el director de Patrimonio, Ignacio Alday, ayer en la sede del Gobierno.
El consejero de Economía, Carlos Aguirre, y el director de Patrimonio, Ignacio Alday, ayer en la sede del Gobierno.PRADIP J. PHANSE

Aguirre recuerda que Álava creó el problema

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Aguirre, respondió ayer al diputado general de Álava que el problema en el que se encuentra se lo creó él mismo en 2007. El peneuvista Xabier Agirre criticó el pasado martes al Gobierno vasco por dificultar la elaboración de los presupuestos forales, al no convocar la Comisión Mixta de Concierto Económico. En ese foro paritario, el Gobierno y las Diputaciones fijan el límite de endeudamiento de cada institución. El problema es que en 2007 Álava, junto a las otras dos instituciones forales, sellaron un acuerdo en ese órgano según el cual se desmarcaron de la administración de la Comunidad Autónoma, a efectos de no limitar su capacidad de endeudamiento. El Gobierno central ha decretado ahora el déficit cero para las administraciones locales para 2011, y esta decisión les perjudica.

Aguirre afirmó que "ahí es donde se plantea el problema y lo que estamos intentando resolver. Lo estamos hablando con Madrid, y de una forma lo menos ruidosa posible, estamos intentando que este tema se arregle", añadió. Una vez se logre el acuerdo será trasladado a la Comisión Mixta del Concierto. Aún no se ha determinado la fecha del próximo encuentro de este órgano.

En aquel pacto que firmaron las diputaciones para disponer de mayor capacidad de endeudamiento cuando la administración vasca ya trabajaba con déficit cero, se determinaba que la representación de la comunidad autónoma correspondía "al Gobierno vasco, sus entes, organismos y sociedades públicas".

Al excluir a las diputaciones de ese entramado, la administración central las considera entes locales y esa consideración es la que se ha arrastrado a todos los pactos de estabilidad presupuestaria. "Nunca ha habido ningún problema. Tan poco problema ha habido que [el acuerdo] se firmó por las diputaciones sin ningún tipo de reserva en aquel momento", criticó el consejero de Economía. En su opinión, "lo que ocurre ahora es que las diputaciones forales se encuentran en una especie de vacío legal, porque si a estos efectos la comunidad autónoma es el Gobierno vasco -como ocurre en el resto de comunidades- y las diputaciones sólo entran en el hueco de las corporaciones locales", a día de hoy no tendrían ninguna capacidad para endeudarse. Ninguna de las partes ha vinculado los presupuestos forales a la negociación del PNV y del PSOE en Madrid.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS