Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:ACOTACIONES INGENUAS A LA REALIDAD

Aznar, profeta de catástrofes

El arzobispo desobediente. En un insulto contra la inteligencia y la razón el señor Gil Hellín, prelado de Burgos y miembro del Opus Dei, ha arremetido contra la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, con una virulencia desmesurada. El arzobispo está fuera de tiempo y predica desde una superioridad que ya no existe, como poseedor "de una verdad única e incontrovertible". Sus argumentos jurídicos sobre la injusticia de la Ley son medievales y suponen además una memoria selectiva. No cuadran muy bien con la proclamación del levantamiento militar contra el Gobierno republicano legítimo como cruzada, ni con el silencio ante las atrocidades represivas del franquismo de sus colegas de los años cuarenta. No hay cotos vedados a la soberanía del Estado, ni la libertad de palabra de la Iglesia, que nadie discute, es ya la última y superior palabra. Más discreción, más humildad y menos prepotencia deben utilizar estos príncipes de la Iglesia para no hacer el ridículo en un mundo plural y laico.

Es un exceso y un desvarío acusar a Tomás Gómez de ser el candidato de la derecha

La pobreza en Chile ha aumentado por primera vez desde el fin de Pinochet

- Locos y extremistas. Dos seguidores políticos del ex presidente del Barça Joan Laporta y candidatos en las listas de Solidaridat Catalana per la Independencia, tienen en Internet afirmaciones nazis y totalitarias que les retratan: "Insecticidas Zotal para las ratas españolas", "Los gays son unos degenerados" o "Albert Rivera, tiro en la nuca". Son Ruben Novoa y Mercé Escarra. Es de desear que esos energúmenos no tengan nada que hacer en la política. Confiemos en el buen sentido de los ciudadanos de Cataluña. Sin embargo, uno de los dirigentes del grupo, el señor Alfons López Tena, ha afirmado claramente que la coalición independentista no tiene la intención de reprobar o de sancionar a los dos lenguaraces. Ya se ve de dónde les viene el odio y el rencor. Lo respiran en su organización.

- Aznar ataca de nuevo. Aznar, amigo de Bush, no es amigo de su sucesor Obama. Lo acaba de explicitar en Jerusalén acusándole de apoyar a enemigos de Estados Unidos y de castigar a amigos tradicionales. Lo hizo ante el Consejo Judío Mundial. También le acusó de poca contundencia en el rechazo de la política nuclear de Irán y en la lucha contra el terrorismo. De nuevo, insistió en el pesimismo como un profeta de catástrofes. Parecía incapaz de situarse en la plataforma de dignidad y de distancia que debe siempre mantener un ex presidente del Gobierno de España. Son ya tradicionales sus excesos, sus exabruptos cuando se le contradice o se sostienen tesis con las que no coincide. Precedentes fueron cuando los rectores protestamos por discrepancias con sus políticas y nos acusó de "progres trasnochados". Cada vez más se aproxima a la extrema derecha, aquella que ya cultivó en su juventud cuando estaba en contra de la Constitución de 1978.

- Tomás Gómez. Está demostrando su prudencia y su sentido político negándose a considerar a Trinidad Jiménez como una adversaria. Solo compite con ella para ser candidato frente a Esperanza Aguirre en unas primarias, con el máximo respeto para ella. Las salidas de tono vienen del entorno de la candidata. Una muestra son los excesos y los desvaríos del alcalde de Getafe acusando a Tomás Gómez de candidato de la derecha. Sus posturas expresan un núcleo de buen sentido y de juego limpio. Estos creo que son sus valores, más que haber dicho no al presidente Zapatero, aunque algunos lo presenten como una proeza. Eso es no conocer la cultura del PSOE, donde el "sí, señor" no es el comportamiento único posible. Se puede decir no y muchos lo han hecho a lo largo de la historia. Tomás Gómez es un buen socialista que conoce bien nuestro talante y nuestras tradiciones.

Gregorio Peces-Barba Martínez es catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad Carlos III de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de septiembre de 2010