Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura promete reducir el coste del mobiliario para el Gaiás

Los socialistas critican que se paguen sillas a 600 euros

La Consellería de Cultura "hizo un esfuerzo en la reducción de los precios" en la compra de los muebles para la biblioteca que en noviembre se inaugurará en lo alto del compostelano monte Gaiás. La Cidade da Cultura sirvió ayer para que socialistas y nacionalistas interrogaran al secretario general de la consellería, Antonio Fernández-Campa, sobre las intenciones de su departamento en relación con el complejo. Desde los asientos del PSdeG, Concepción Burgo cuestionó la necesidad de destinar 191.000 euros para la compra de sillas, como se señala en la licitación que se decidirá el viernes. "El gasto medio por silla es de 600 euros y algunas llegan a los 1.000" frente a los 200 euros que está previsto invertir en las sillas del resto de bibliotecas de la Xunta, criticó Burgo.

Fernández-Campa defendió que esperan reducir en un 20% los 1,5 millones por los que se ha licitado todo el mobiliario (entre los que se encuentran las sillas). El 64% de este gasto, 900.000 euros, se lo llevará el mobiliario técnico para almacenar los libros. El alto cargo insistió en el esfuerzo de Cultura por rebajar este gasto, que es "un 55% menor" que el mobiliario del edificio del archivo. "La elección del equipamiento sigue criterios de continuidad con lo que había, que tengan poco mantenimiento y homogeneidad", indicó y apostilló: "No son suntuosos, son funcionales". "Ustedes se niegan a frenar el gasto", le contestó Burgo.

La biblioteca del complejo del Gaiás acogerá parte de los libros que se acumulan en la Fundación Camilo José Cela. Un grupo de expertos está analizando qué fondos se deben trasladar a la Cidade da Cultura, explicó Fernández-Campa a preguntas de la nacionalista Ana Pontón. La fundación pasó a ser pública después de que sus pérdidas la llevaran a pedir ayuda de la Xunta, que colaboró para evitar "el riesgo cierto" de que los fondos salieran de Galicia. El secretario general afirmó que Cultura no aportará más fondos anuales de los que venía dando a la fundación y que exigirá un plan de viabilidad para reducir sus gastos. La situación de déficit se produjo por una pérdida continua de los patrocinadores privados tras la muerte del escritor, explicó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de septiembre de 2010