Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP bloquea de nuevo la renovación del Constitucional

Ayer pudo resolverse en el Senado la renovación de los cuatro magistrados del Tribunal Constitucional que tienen su mandato caducado desde hace casi tres años, pero el PP volvió a bloquearla.

Todos los grupos, salvo el PP, estaban en condiciones de elegir de entre los 20 juristas propuestos por los Parlamentos autónomos que fueron examinados por los portavoces el pasado 15 de julio. Pero por la mañana quedó claro que no valía la pena mantener la reunión de la comisión de nombramientos prevista para la tarde, porque el PP no estaba dispuesto a elegir a los sustitutos. Para renovar a estos cuatro magistrados del Tribunal Constitucional son imprescindibles los votos de los populares.

Los portavoces en el Senado acordaron dar una semana más al PP para que aclare si están en disposición o no de plantear sus candidatos y la comisión de nombramientos se pospuso para el próximo día 15.

El nuevo aplazamiento provocó un duro cruce de acusaciones entre PP y PSOE. La portavoz socialista en el Senado, Carmela Silva, acusó al PP de "anteponer sus intereses partidistas a la dignidad y estabilidad de las instituciones democráticas" y le reclamó que "recupere la cordura democrática". Silva declaró que "ya solo tienen capacidad de propuesta los grupos de la Cámara y en ningún caso se pueden retomar las consultas con las comunidades autónomas".

La portavoz socialista añadió que para que los grupos pudieran proponer nuevos candidatos sería necesario que la comisión de nombramientos declarara "insuficientes" las 20 existentes.

López y Hernando

La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, declaró en una conferencia de prensa que su partido sigue apoyando a los dos candidatos que presentó a través de los Parlamentos autónomos: Francisco Hernando y Enrique López, presidente y portavoz del anterior Consejo General del Poder Judicial, respectivamente. Los servicios jurídicos del Senado anularon la candidatura de López por entender que no cumplía el requisito de tiempo de ejercicio profesional que exige la ley. Pero el PP no se resigna.

El PP está decidido a paralizar la renovación del Constitucional porque cree que con la composición actual tumbará la ley del aborto, que recurrió ante el alto tribunal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de septiembre de 2010